Feito (FADE) advierte a IU de que no admitiré presiones ni chantajes de ninguna índole ni ideología

Acto de Fade en Oviedo.
FADE
Publicado 09/12/2018 10:26:00CET

Ante la cancelación por parte de Izquierda Unida de Asturias de la reunión acordada con FADE tras el encuentro de la Patronal con Vox, el presidente de la Federación de Empresarios, Belarmino Feito, ha advertido de que "no ha admitido, ni admitirá, presiones ni chantajes de ninguna índole ni ideología que traten de menoscabar su independencia como institución, cuyos principios se basan en la independencia, la libertad y los valores democráticos que ampara nuestro Estado de Derecho".

"Como presidente de FADE, es mi deber escuchar todas las propuestas que tengan que ver con el desarrollo del importante colectivo al que represento y que pueden influir en el mismo. Así lo he hecho hasta la fecha y así lo seguiré haciendo mientras ostente el cargo para el que he sido elegido", destaca Feito en nota de prensa.

El presidente de los empresario asturianos ha manifestado que respetan, como es lógico, la decisión de FADE, pero discrepan de las razones que han hecho públicas. En este sentido recuerda que
FADE es un interlocutor social legalmente reconocido, como así reza el artículo 7 de la Constitución Española, de la que acabamos de celebrar el 40 aniversario.

"Desarrollamos nuestra actividad de representación empresarial y de interlocución desde la más estricta independencia, como no podía ser de otra manera, y con la máxima objetividad en defensa del progreso de Asturias a través de sus empresas, como elemento clave del desarrollo económico y social de la región", ha explicado Feito.

Añade además que la Federación Asturiana de Empresarios nunca aconsejará o conminará a otras organizaciones sobre con quién o con quién no deben reunirse, pero tampoco va a tolerar en ningún caso advertencias de ese tenor, y menos aún por parte de organizaciones que se asocian políticamente con partidos que mantienen estrechas vinculaciones con formaciones y personas que atacan y subvierten abiertamente el orden constitucional.