Fiscalía aprecia la agravante de discriminación en los agresores del autobús de Hazte Oír

Publicado 19/06/2019 15:42:24CET
HAZTE OÍR - Archivo

OVIEDO, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha remitido al juzgado de Pola de Lena el informe relativo al ataque del autobús de la asociación Hazte Oír en 2017 en una gasolinera del municipio asturiano de Lena. Solicita la apertura de juicio oral y acusa a V.C.S.A. Y a R.F.D. de un delito de coacciones para impedir el ejercicio de libertad de expresión además de un delito de daños. El fiscal considera añade que existe el agravante de "obrar por motivos discriminatorios referentes a la ideología de la víctima".

En el escrito de Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, se relatan los hechos registrados el 9 de mayo de 2017, cuando el autobús llegaba a Asturias con los lemas 'Dejad a los niños en paz'. La delegación de Hazte Oír tenía previsto entregar en Oviedo un manifiesto titulado 'Por el respeto de los niños y la libertad de expresión'.

Desde Hazte Oír comunicaron a Delegación del Gobierno su visita a Asturias. El día 9 de mayo, fecha de llegada a Asturias comenzaron a circular en redes sociales mensajes animando a boicotear el autobús.

La asociación, en vista de ese escenario, decidió cambiar el lugar de atención a los medios de comunicación, situándolo en Lena. "En el lugar, además de diversos medios de comunicación y una patrulla policial de paisano, se encontraba un nutrido grupo de personas que comenzaron a increparles y manifestarles expresiones de desaprobación", relata el fiscal.

A pesar de que la delegación de Hazte Oír decidió subirse al vehículo para seguir trayecto, un grupo de personas, algunas "embozadas y encapuchadas", comenzaron a tierra piedras, adoquines y objetos contundentes contra el autobús, con el ánimo de "amedrentar e intimidar".

Rompieron varios cristales y el limpiaparabrisas delantero, todo ello con gritos de "¡Fuera fascistes de la nuesa tierra!". En ese grupo el fiscal sitúa a los acusados. Una lanzó piedras y causó daño al autobús. El otro intentó arrancar el limpiaparabrisas, lanzó adoquines y les llamó 'fachas de mierda'.

En el escrito se refieren a los agresores como "colectivo violento" y explica el fiscal que siguieron al autobús. La delegación de Hazte Oír, ante la "violencia que podía generarse", optó porque el autobús regresase, pero miembros de la asociación pudieron llegar a Oviedo para entregar el manifiesto. Tuvieron que ser protegidos por la Policía en un lugar donde se formó una concentración de protesta.

Para cada uno de los acusados, el fiscal pide 24 meses de multa con una cuota diaria de diez euros además de una indemnización conjunta por valor de 1.306 euros.

El escrito de Fiscalía trasciende días después de que lo hiciese el de la asociación Hazte Oír, quien también al solicitar la apertura del juicio oral, acusaba a V.C.S.A. Y a R.F.D. a los que consideraba responsables de los delitos de coacciones, discriminación, desórdenes públicos y daños. En su escrito, Hazte Oír reclama a cada uno penas de ocho años y tres meses de prisión, además de indemnizaciones por lo acontecido.