Actualizado 11/03/2009 15:46 CET

El gerente de Gispasa afirma que "con toda seguridad" las obras de ejecución del HUCA se terminarán en abril de 2010

El PP incide en que no encuentra "causas sobrevenidas" que justifiquen el sobrecoste por lo que califica el proyecto inicial de "muy deficiente".

OVIEDO, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director gerente de la Empresa Pública de Gestión de Infraestructuras Sanitarias del Principado de Asturias (Gispasa), Alfonso de Carlos Muñoz, afirmó hoy que se va a cumplir "con toda seguridad" el plazo de ejecución previsto para las obras del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias, marcado en abril de 2010, tras ampliarse el plazo en cuatro meses sobre la fecha inicial al aprobarse el último modificado en mayo de 2008.

Asimismo, apuntó que el sobrecoste del nuevo HUCA es más "una inversión" y se debe a la "necesidad" de mejoras técnicas y funcionales como resultado del estudio exhaustivo del proyecto. Así lo dijo durante la Comisión Especial no permanente de las obras del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en la Junta General del Principado.

Además, negó que la obra haya estado parada "nunca". "No hay ni un solo mes con menos de 100 trabajadores en la obra", apuntilló, frente a la argumentación del PP que sostiene que los retrasos se deben a presiones de la empresa para que se aceptase el coste de las modificaciones. "Las obras tienen ritmos variados, y ahora estamos en ritmos fuertes, para cumplir los plazos de abril de 2010, que es nuestro plazo contractual", remarcó apuntando la existencia de ligeros retrasos "perfectamente recuperables".

El gerente de Gispasa, señaló que aunque no están previstas más modificaciones, "tampoco se descartan", ya que la empresa está al servicio de los requerimientos de la Consejería de Salud. Asimismo, indicó que el equipamiento está en constante revisión ya que es "nuevo y cambiante". "Si se diera la necesidad se haría el procedimiento adecuadamente", afirmó.

Por su parte, el diputado del PP Agustín Cuervas-Mons incidió en que "en todo momento hubo retrasos en las obras", y coincidió con Carlos Galcerán para criticar la "falta de causas sobrevenidas ni nuevas necesidades" que justificasen el modificado. "O era un proyecto muy deficiente en inicio, o no hay ninguna necesidad de hacer los cambios", apuntilló Galcerán.

Además, ambos diputados del PP remarcaron que los criterios fundamentales de adjudicación de la obra fueron, en un 65% del concurso, el precio (40%) y el plazo (20%), y que "los criterios que sirvieron se han cambiado de facto". "La obra no está ni en fecha ni en coste. Los cambios han viciado el concurso", aseveraron.

Cuervas-Mons reprochó que ha habido "una constante modificación" del proyecto inicial y dijo "no comprender" como un modificado básico de 5,9 millones de euros puede pasar a 54,5 millones. "Hicieron el paripé para conseguir una licencia municipal", preguntó el diputado al gerente de Gispasa.

Alfonso de Carlos indicó que durante el proyecto de modificado básico por necesidades de ampliación de 10,8 metros en cada una de las zonas ambulatorias, se detectaron nuevas necesidades técnicas y funcionales que justifican el incremento de la cuantía del modificado hasta los 54,5 millones de euros, pasando el coste total de la obra de 205 a 259,8 millones de euros. Asimismo, recordó que aún con modificado, el proyecto sigue estando por debajo de los 267 millones de licitación.

El gerente explicó que fue la Consejería de Salud la que dictaminó que era necesario mejorar las condiciones. "El proyecto conserva las líneas iniciales y supone un 26 por ciento, por lo que no es cuestión de que sea una chapuza el proyecto inicial, sino que el plan funcional se analizó y dio como resultado la necesidad de un modificado", argumentó en respuesta al PP.

Además, ante preguntas de la diputada de IU-BA-Verdes, Diana Camafeita, el gerente de Gispasa recordó que las necesidades funcionales han sido, entre otras, un aumento de la zona ambulatoria y una distribución más adecuada; la mejora en la accesibilidad y con zonas de apartamientos compatible con acceso robotizado; aumento de la superficie del área de servicios generales; así como variaciones en la zona de hospitalización con aumentó de su superficie aprovechada, el helipuerto y aspectos radiológicos y acústicos.

Entre las mejoras técnicas necesarias, señaló el incremento de la potencia eléctrica; la ampliación del alumbrado de emergencia; y la adaptación al código técnico de la edificación, que no era de obligado cumplimiento, pero que se hizo "para contar con un hospital de futuro"; junto con un ahorro energético entorno al 35 por ciento, y de gas del 40 por ciento; y un incremento de áreas de detección de incendios, de torres de refrigeración híbridas cerradas, y de la mejora de la confortabilidad.

También remarcó que los pliegos de condiciones de las obras "respetan siempre del primer al último punto". "Se introdujeron a posteriori subcriterios, no se modificaron los iniciales", dijo, a la vez que garantizó al PP que Gispasa tiene "total control" de la Ley de contratos y afirmó que no hay más del 50 por ciento de empresas subcontratadas por parte de la UTE adjudicataria.

Lo más leído

  1. 1

    Detenido el bailarín Rafael Amargo por organización criminal y tráfico de drogas

  2. 2

    El Gobierno elimina el recorte del 20% en las retribuciones de los militares en la reserva a los 63 años

  3. 3

    El sector de eventos y espectáculos anuncia nuevas movilizaciones el próximo 11 de diciembre

  4. 4

    Gloria Camila manda un mensaje a Asraf tras su actitud con Isa Pantoja

  5. 5

    El dañado radiotelescopio de Arecibo se viene abajo