Publicado 05/03/2021 15:26CET

Investigado un conductor implicado en el atropello mortal de una mujer en General Elorza

Software de investigación de accidentes
Software de investigación de accidentes - AYUNTAMIENTO DE OVIEDO

OVIEDO, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Oviedo ha completado las investigaciones con el Equipo de Investigación y Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (Eirat) sobre el atropello mortal a M.C.G.G., de 78 años, en la calle General Elorza. De los trabajos se ha informado al conductor de un Peugeot como investigado por un presunto delito de homicidio por imprudencia. El Juzgado de Instrucción Nº2 de Oviedo, determinará el alcance de las responsabilidades.

El atropello tuvo lugar el 5 de febrero y en el suceso se vieron involucrados dos vehículos turismo, uno de la marca Peugeot, modelo 807, conducido por J.M.G. de 58 años de edad, y otro de la marca Citroen, modelo C4, conducido por M. B.P., de 32 años, según información del Ayuntamiento de Oviedo recogida por Europa Press.

Si bien las primeras dotaciones que acudieron al lugar tenían claro que el suceso consistía en un doble atropello, no resultaba posible establecer la mecánica de este, puesto que la ausencia de testigos y la nula percepción de lo ocurrido por parte de los conductores implicados, impedía conocer el lugar de impacto y el punto de contacto sobre la vía, así como la trayectoria del peatón.

El horario nocturno y la climatología adversa, con abundante lluvia, no ayudaban al esclarecimiento de lo ocurrido. Ante estas dificultades, la Jefatura de la Policía Local decidió activar el protocolo establecido para este tipo de casos, entrando en juego el Eirat.

En la mañana siguiente, los integrantes de este Grupo de Investigación, se presentaron en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal de Asturias, sito en La Corredoria, acompañando a la médico forense en el examen externo del cadáver, siendo posible averiguar por la ubicación de las lesiones principales, así como por el lugar en que alojaban restos de vidrio, que la peatón cruzaba la calzada partiendo de la acera de los números pares, es decir, lo hacía en dirección hacia el Centro Comercial Salesas.

Las labores de investigación para la recogida de toda la información posible continuaron con el minucioso análisis de los vehículos implicados, acotando principalmente los impactos en altura, con el fin de relacionarlos con la masa corporal y talla de la fallecida.

Tras ese punto entró en juego el software de reconstrucción de accidentes Pc-Crash, de gran precisión, pero difícil manejo, el cual permitió averiguar que el primero de los impactos recibidos por la peatón, se lo habría provocado el vehículo Peugeot a una velocidad de 57.60 kilómetros por hora.

cuando circulaba por el carril izquierdo de la calle del General Elorza, en sentido y dirección hacia la Plaza de Primo de Rivera, procedente de la Plaza de la Cruz Roja. Posteriormente, la peatón habría experimentado una proyección aérea para tras su caída en el carril izquierdo de la misma calle, pero en sentido opuesto al de circulación del vehículo Peugeot, ser arrollada por el vehículo Citroen C4.