El ISPA y la Complutense avanzan en una terapia de nanopartículas para mejorar el tratamiento de la lesión renal aguda

Archivo - Sede ISPA-FIMBA.
Archivo - Sede ISPA-FIMBA. - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: martes, 14 mayo 2024 10:46

OVIEDO, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Un equipo coliderado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA) ha publicado un estudio en el que informan del avance en una nueva terapia de nanopartículas que mejora el tratamiento de la lesión renal aguda y la enfermedad renal crónica. El objetivo de la investigación es poder desarrollar un ensayo clínico que determine qué pacientes podrían aprovecharse de estos beneficios.

Los investigadores han demostrado en ratones que encapsular el fármaco 'JQ1' --una molécula que bloquea el efecto de unas proteínas llamadas BET-- en un determinado tipo de nanopartículas, reduce la dosis necesaria y los efectos secundarios no deseados del fármaco.

Este medicamento fue propuesto como tratamiento para patologías del riñón, pero para conseguir el efecto deseado hacen falta elevadas dosis que generan efectos secundarios adversos y a una toxicidad alta, según ha explicado el ISPA en nota de prensa.

La investigación ahora hecha pública en la revista 'Biomedicine & Pharmacotherapy', ha logrado encapsular y administrar de forma selectiva el inhibidor 'JQ1' en una cantidad "adecuada" para conseguir el efecto terapéutico deseado y, al mismo tiempo, reducir su toxicidad.

Estos resultados ensayados en modelos animales con daño renal abren una nueva vía para el tratamiento de la lesión renal aguda y la enfermedad renal crónica. Para ello, se ha estudiado una novedosa tecnología de encapsulación de la molécula 'JQ1' en nanopartículas con base lipídica.

El director del grupo de investigación Nanobiotecnología para Ciencias de la Vida de la Facultad de Farmacia de la UCM, Marco Filice, ha explicado que la creación de estos liposomas "ha permitido aumentar la eficacia del fármaco en modelos murinos con una lesión renal aguda y crónica en comparación con su administración sin encapsular, reduciendo la infiltración de células inmunes en el riñón, lo que disminuye la inflamación y el posterior desarrollo de fibrosis".

Del trabajo también destaca la novedosa técnica de doble encapsulación del fármaco en esas nanopartículas lipídicas, que hasta ahora no había sido abordada con tal profundidad. La encapsulación del fármaco dentro de los liposomas permite una mayor estabilidad y biodisponibilidad del fármaco, lo que resulta en una mejora significativa en la eficacia terapéutica y la reducción de los efectos secundarios.

La directora del grupo de investigación en Inmunología Traslacional del ISPA, Beatriz Suárez, ha explicado que el uso de liposomas "facilita su aplicación clínica debido a la alta biocompatibilidad de estos lípidos, los cuales son componentes naturales de las células de nuestro organismo".

"Esta biocompatibilidad ha sido extensamente respaldada por la comunidad científica, como se evidenció durante la reciente pandemia con el desarrollo de vacunas contra el SARS- CoV-2, las cuales emplearon tecnologías similares basadas en liposomas", ha agregado Beatriz Suárez.

Este grupo lleva años trabajando en buscar dianas farmacológicas para el tratamiento de la patología renal, y en demostrar como la modulación de los mecanismos epigenéticos es una estrategia terapéutica eficaz para bloquear el daño renal.

La autora principal del trabajo, Paula Díaz, ha explicado que con esta investigación se ha demostrado que la administración del fármaco 'JQ1' en modelos animales de daño renal "bloquea el estrés del retículo endoplasmático, uno de los procesos iniciales claves para revertir el daño o por el contrario perpetuarlo permitiendo el avance de la enfermedad".

Asimismo, Maria Laura Saiz, co-autora de ambos trabajos, destaca que se trata de "un fármaco muy potente y con un gran potencial en el tratamiento de ciertas patologías asociada al riñón". "Ahora estamos trabajando para conocer la mejor manera de administrarlo y que sea más efectivo".

Por otro lado, el codirector del grupo de Inmunología Traslacional, Carlos Lopez Larrea, ha incidido en la importancia de estos resultados, ya que "pueden aprovecharse para distintas aplicaciones como la encapsulación de otras moléculas terapéuticas con problemas similares a las del inhibidor JQ1, o aplicar esta tecnología en otras patologías donde ya se conoce que el inhibidor JQ1 también es eficaz".

Contador

Leer más acerca de: