Actualizado 28/01/2012 20:16 CET

IU-Verdes apoyará que lesbianas, bisexuales y transexuales tengan representación en el Consejo de la Mujer

OVIEDO, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La concejala de IU-Verdes en el Ayuntamiento de Gijón, Libertad González, se ha comprometido a apoyar que las mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales estén representadas en el Consejo Local de la Mujer. Además, recoge las críticas de la asociación de este colectivo a la nueva ordenanza municipal de convivencia ciudadana.

En un comunicado, IU-LV ha resumido el contenido de la reunión que este sábado la edil ha mantenido con representantes de la asociación Xega (Xenge Gai Astur) para analizar el contenido de la ordenanza, que ha calificado de "retrógrado" y "peligroso".

La concejala ha asegurado que IU-LV apoyará la solicitud de Xega de participar en el Consejo de la Mujer de Gijón-Xixón en representación de las mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales.

Además, ha recogido que "las reivindicaciones del colectivo", y ha señalado que "las prohibiciones están recogidas de un modo tan genérico que dan pie a interpretaciones muy restrictivas de lo que se puede hacer en el espacio público". "Por ejemplo, no deja nada claro qué se entiende por relaciones sexuales", señala la nota, que también critica que "la ordenanza perjudica enormemente a los trabajadores y trabajadoras del sexo, ya que no distingue entre la prostitución voluntaria y las mafias".

Desde la Asociación Xega, según IU-LV, "temen las consecuencias que puede tener la ordenanza sobre el colectivo LGTB". El coordinador de Xega, Mané Fernández, ha llamado la atención sobre las limitaciones que se introducen: "Prohíbe comportamientos que no generan actualmente problemas en Gijón-Xixón o que ya están regulados por otras normativas. Además, echamos en falta soluciones y compromisos por parte del Ayuntamiento para las personas que se encuentran en situación de prostitución o mendicidad por obligación".

Xega ha trasladado asimismo otras necesidades del colectivo LGTB, como la lucha por el reconocimiento de su realidad en el desarrollo de los planes de igualdad locales o la necesidad de protocolos específicos de salud.