Un juez archiva por legítima defensa una agresión con un cuchillo en Candás

Actualizado 02/04/2019 15:06:58 CET

OVIEDO, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Gijón, Jesús Pino, ha archivado una causa judicial contra un hombre, D.A.C. que clavó un cuchillo a otro, D.M.AH. cuando se defendía de una agresión que estaba sufriendo en la tienda que regenta en Candás. El Juez-Magistrado ha sobreseído el caso por existir la legitima defensa, a petición del Ministerio Fiscal.

Según información a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan al 1 de octubre de 2018, cuando D.M.AH accedió al establecimiento de productos agrarios que D.A.C. tiene en la Avenida del Ferrocarril, en Candás, para comprar miel, suscitándose una discusión entre ambos motivada por un incidente previo, en agosto de ese mismo año, con sus respectivos perros.

El dueño de la tienda al ver que el cliente cada vez se ponía más nervioso amenazándole de muerte y dando patadas a las plantas que había en el establecimiento cogió su teléfono móvil y realizó una llamada a la Guardia Civil.

En se momento D.M.AH. pasó al otro lado del mostrador y cogió a D.A.C por el cuello al tiempo que le apretaba con el antebrazo con intención de ahogarlo. El tendero tras intentar infructuosamente zafarse forcejeando, cogió del mostrador un cuchillo de los que utiliza para cortar cuerda y se lo clavó en la pierna a su agresor, éste inmediatamente le soltó y salió de la tienda, no sin antes tirar deliberadamente al suelo todos los artículos que pudo.

En ese momento llegó la Guardia Civil a la tienda y detuvo al agresor D.A.C que fue llevado a comisaría para el interrogatorio y pasó la noche en los calabozos. A la mañana siguiente pasó a disposición judicial y quedó en libertad con cargos. Cuatro meses después ha quedado absuelto por archivo de causa al entender el juez que existió legítima defensa.

Por su parte, D.M.AH. sufrió lesiones consistentes en herida punzante en la cara anterior del muslo derecho, en cuya curación invirtió 21 días no impeditivos, precisando sutura quirúrgica y curas ambulatorias posteriores; le queda como secuela una cicatriz de 20x4mm en la zona afectada.

Para leer más