A juicio por abusar sexualmente de una amiga suya menor de edad que estaba inconsciente en Mieres

Publicado 08/04/2019 12:07:58CET

OVIEDO, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita cinco años de prisión y alejamiento para un acusado de abusar sexualmente de una amiga suya, por entonces menor de edad que estaba inconsciente, en Mieres. La vista oral está señalada para este martes 9 de abril en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, a las 10,30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, en la tarde del 12 de agosto de 2016, la menor, nacida en 1999, quedó con varios amigos y amigas para hacer "botellón" en el barrio de La Villa de Mieres. En un primer momento se encontró con el acusado, de 21 años, y con otro amigo, a las 17.00 horas de ese día, permaneciendo los tres un rato en el domicilio del acusado.

Allí, el acusado y la víctima consumieron speed. Posteriormente, sobre las 18.00 horas, los tres se reunieron con el resto de amigos en las inmediaciones del Centro de Salud de Mieres-Norte. En las horas siguientes, el acusado y la víctima estuvieron consumiendo bebidas alcohólicas; a consecuencia de ello, la víctima alcanzó un alto grado de embriaguez.

Hacia las 22:00 horas, el acusado, ante el estado de intoxicación etílica que presentaba la chica, se ofreció a llevarla a su domicilio, pasando previamente por el de sus abuelos (de él) para poder refrescarse allí con agua y así disimular mejor su embriaguez cuando llegara a su propia casa.

Una vez en la casa de los abuelos, la chica se quedó inconsciente. Así, el acusado, aprovechándose de esta situación, le quitó la ropa y abusó sexualmente de ella. Cuando la joven recuperó (al menos parcialmente) la conciencia, el acusado la llevó a su domicilio, sobre las 23:30 horas.

La chica no fue consciente de lo ocurrido. No obstante, hacia las 6:00 de la madrugada siguiente, al sentir molestias en la zona vaginal, empezó a sospechar que pudiera haber mantenido relaciones sexuales con el acusado, por lo que se puso en contacto con él a través de WhatsApp. El acusado le confesó lo sucedido, admitiendo que había hecho mal y le pidió disculpas.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de abusos sexuales y solicita que se condene al acusado a cinco años de prisión, y prohibición de aproximación a una distancia inferior a 300 metros a la chica, lugar de trabajo o estudio y cualquier otro frecuentado por ella, así como de comunicarse con la misma por cualquier medio, todo ello por un período de 10 años.

En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado indemnice a la víctima con 8.000 euros, más los intereses legales correspondientes.

Para leer más