Mallada (PP) acusa a Barbón de estar "desaparecido" ante el "ninguneo" del gobierno de Sánchez a Asturias

Publicado 23/02/2019 13:21:27CET
EUROPA PRESS

OVIEDO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La candidata del PP al Principado, Teresa Mallada, ha acusado este sábado al candidato socialista Adrián Barbón de "estar desaparecido" y no defender los intereses de Asturias ante los ataques y el ninguneo a los que el Gobierno de Pedro Sánchez somete al Principado.

En este sentido Mallada se pregunta si Barbón "no tiene nada que decir sobre la aprobación ayer en Consejo de Ministros, del borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima o sobre la presentación hace unos días de manera improvisada y sin consenso del Plan para el Corredor Atlántico por parte del ministro José Luis Ábalos".

La candidata del PP le recuerda al del PSOE que el borrador remitido a la Comisión Europea, plantea el cierre mayoritario de las centrales térmicas de carbón en 2020, permitiendo únicamente el mantenimiento en Asturias de las centrales de Soto de Ribera III y Aboño II, pero condenándolas igualmente al cierre.

Al respecto critica que Adrián Barbón no defienda a la industria asturiana y considera "poco creíble el 'Plan de Acción Urgente' para las cuencas anunciado por la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera.

Sobre el plan director del Corredor Atlántico presentado el pasado miércoles por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, Mallada también se pregunta que opinión merece al candidato socialista el hecho de que los Gobiernos de Asturias, Galicia y Castilla y León, que llevan años trabajando en este tema, hayan sido ahora "ninguneados" por el Gobierno, que ha hecho público el documento sin contar con el consenso adecuado y haciendo caso omiso a las recomendaciones de las administraciones autonómicas
afectadas.

"Debería pedir a su ministro que se deje de propaganda electoral y respete la opinión de los territorios", ha indicado Teresa Mallada que ha añadido la actitud del Ejecutivo central, a poco más de 60 días de las elecciones, demuestra que Pedro Sánchez "quiere morir matando políticamente hablando", intentando reducir el margen de maniobra del Gobierno que salga de las urnas el próximo 28 de abril.