Actualizado 14/07/2007 22:53 CET

Martín vincula su expulsión al intento de sacar de los órganos del PCE a los representantes mayoritarios de Asturias

OVIEDO, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La militante del PCA, Noemí Martín, destituida hoy de su cargo directivo en el partido y expulsada de su puesto como miembro del Comité Federal del Partido Comunista de España (PCE), que fue quien aprobó el expediente sancionador, calificó esta decisión de "tomadura de pelo y persecución política".

En declaraciones a Europa Press, dijo que sigue siendo militante del PCE, tras recordar que representan al 80 por ciento de afiliados en la región.

En su opinión, esta decisión "arbitraria" tiene que ver con el proceso iniciado en Asturias en contra de los órganos de decisión del PCA. Según ella, primero fue el expediente abierto contra ella y luego la repetición de un congreso, del que salió una nueva dirección que es la única reconocida por el Comité Federal, a pesar de que sólo participaron un 20 por ciento de los militantes.

Para Martín, la acusación contra ella de que utilizó unos poderes para realizar unos cambios en la Fundación Horacio Fernández Ingüanzo, es una excusa. En su opinión, es llamativo que en el Comité haya miembros que se presentaron en Asturias en las pasadas elecciones en unas candidaturas confrontadas con IU.

Asimismo, recordó que, tras los comicios, se solicitó la celebración de un congreso extraordinario para tratar de normalizar la situación, pero no han obtenido respuesta.

Lo más leído

  1. 1

    El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar mensajes de odio en redes sociales

  2. 2

    La historia real tras Gambito de Dama, la serie de ajedrez de Anya Taylor-Joy en Netflix

  3. 3

    Felipe González señala que el estado de alarma "no es delegable" a las CCAA y alerta sobre una "crisis de gobernanza"

  4. 4

    Nuevos datos confirman posible impacto del asteroide Apophis en 2068

  5. 5

    Moreno se inclina por el cierre perimetral de Andalucía antes del puente y cambiará el horario del toque de queda