Publicado 30/09/2015 17:38CET

Más jubilaciones voluntarias que forzosas en la Universidad de Oviedo

Vicente Gotor
EUROPA PRESS

OVIEDO, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El porcentaje de profesores que se jubilan de forma voluntaria sobre el total de jubilados va en aumento. En lo que va de año, a fecha de hoy, han sido 35 los profesores que se han jubilado. De ellos, 23 lo han hecho de forma voluntaria, mientras que el resto (12) han sido jubilaciones forzosas o fallecimientos.

El fenómeno no es nuevo y el porcentaje de jubilaciones voluntarias ya fue muy alto en 2014, cuando hubo un total de 30, según los datos que ha aportado en una rueda de prensa el rector de la universidad de Oviedo, Vicente Gotor.

Según marca la Ley, los profesores se pueden jubilar a partir de los 60 años. Además, si han acumulado en ese tiempo 35 años de servicio, ya tienen la cotización máxima.

Preguntado por las razones del incremento de jubilaciones voluntarias entre los profesores, Vicente Gotor ha respondido que cree que se debe a la implantación del Plan Bolonia. "Nos ha supuesto mucho esfuerzo y a algunos profesores les ha costado adaptarse", ha señalado.

Las dificultades fueron en aumento, según ha explicado, por determinados incumplimientos del Gobierno del Principado de Asturias. "Cuando el plan se iba a implantar y era presidente Vicente Álvarez Areces, me prometió 120 plazas más y al final resultó que fueron 120 plazas menos", ha argumentado. En consecuencia, no se pudieron reducir los grupos ni realizar las tutorías grupales como se debía. Ese es el escenario en el que algunos profesores "no se han adaptado".

En la reunión del Consejo de Gobierno de la Universidad de Oviedo se ha aprobado la convocatoria de 15 plazas de profesor, que corresponden al 50% de tasa de reposición de las 30 jubilaciones del pasado año.

Gotor ha dicho que ha intervenido además de manera más extensa de lo habitual en él para salir al paso de "críticas desleales" que le han realizado desde responsables de sindicatos a través de los medios de comunicación.

En especial se ha mostrado crítico con el secretario de la sección sindical de CCOO de la Universidad de Oviedo, Ignacio Loy Madera, y ha insistido en que la apertura del curso ha ido "con toda normalidad", aunque queden "pequeños flecos" en relación a las plazas que habían sacado.

También ha querido responder al Sindicato de Estudiantes y ha dicho que "no es verdad" que sean 1.000 los alumnos expulsados cada curso por no cubrir este límite fijado por el actual reglamento de permanencia. Gotor ha señalado que las cifras así lo reflejan y que fueron 90 las solicitudes desestimadas. Cree que ese colectivo mezcla distintas cifras, como las de alumnos que cambian de carrera o que deciden no continuar con sus estudios.

Para leer más