Los mineros encerrados bajo tierra acusan a Hunosa de intentar confundir y enfrentar a los trabajadores

Cuatro mineros subcontratados por Hunosa llevan cuatro días encerrados bajo tier
CEDIDA
Publicado 05/03/2019 13:34:04CET

El entorno de los trabajadores, preocupado por la falta de atención médica para los subcontratados y piden a la empresa que la permita

OVIEDO, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los cuatro mineros asturianos de empresas subcontratadas por Hunosa que permanecen encerrados en el pozo Santiago, en el municipio de Aller, han acusado este martes a la dirección de la empresa pública de pretender confundir y enfrentar a los trabajadores.

De esta manera han reaccionado al comunicado que emitió este lunes Hunosa en el que la compañía dijo que el encierro podría entorpecer la negociación del nuevo plan de empresa. Los mineros han negado tajantemente tal circunstancia y han dicho que Hunosa, incluso, ha exigido a sus respectivas compañías que les despidan, cosa que han hecho.

David Moreira, Jesús Barreira, Jonathan González y Daniel Suárez llevan encerrados en el Pozo desde el pasado jueves día 28 de febrero. Piden que se les incluya como excedentes mineros en el plan de diversificación de Hunosa. Se sienten "ignorados" y "desplazados" en la negociación.

"Lo que tienen es que plantear soluciones y no de dedicarse a enfrentar a trabajadores", han replicado tras conocer el comunicado. En declaraciones a Europa Press, han dicho que "si tanto peligro corre la negociacion será por la incompetencia de los actores que no son capaces de alcanzar un acuerdo que despeje las incógnitas de todos".

En este sentido, han explicado que a día de hoy no se sabe si Hunosa va a asumir la restauración, ni el plan de labores, ni cómo se van a adjudicar las mismas o si se va a crear una bolsa de excedentes mineros. "¿Como se va a encargar Hunosa de la restauración si no se hace cargo de los excedentes mineros ?", preguntan.

SIN ATENCIÓN MÉDICA

Los mineros llevan ya encerrados en el pozo minero ya seis días. Fuentes de su entorno han mostrado su preocupación por la falta de atención médica para los cuatro subcontratados, que están a 800 metros bajo tierra.

"En otros encierros reivindicativos en minas, siempre bajaba un profesional sanitario después de unas horas de protesta para estar pendiente de la salud de los protagonistas; sin embargo en éste no lo han dejado y ya han pasado varios días", han señalado, solicitando a la compañía pública que permita acceder a algún profesional médico para comprobar el estado de salud de los mineros.

Contador