Un nuevo TUA con sistema 'alcolock' sufre un acto vandálico

Luna rota de autobús TUA
TUA
Publicado 26/11/2018 11:48:17CET

OVIEDO, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo autobús de transporte urbano de Oviedo (TUA) con sistema 'alcolock' ha sufrido un ataque vandálico. Este novedoso sistema permite que el conductor no pueda arrancar el autocar si ha consumido la tasa de alcohol no permitida y algunos trabajadores han mostrado claramente su rechazo al 'alcolock'.

TUA informa, en un comunicado, que a las 22.00 horas de anoche, domingo, un autobús -con sistema alcolock- fue atacado en la calle de Julián Clavería, con el resultado de una luna rota. La compañía ha procedido a denunciar al Cuerpo Nacional de Policía, de Oviedo, la nueva agresión, al igual que se hizo con las anteriores.

La compañía considera que un nuevo ataque vandálico no colabora a mantener un mínimo tono adecuado para abordar negociaciones. La empresa y Comité de TUA se reúnen este lunes a las 16.00 horas en el Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (Sasec) con motivo de la huelga convocada por el Comité de Empresa para los días 4, 13, 18 y 27 de diciembre y del 2 al 4 de enero.

La empresa recuerda en un comunicado que en un Comité de Empresa en el que USO cuenta con mayoría absoluta, las Federaciones del Transporte de Asturias, de UGT y CCOO, manifestaron, el pasado mes de enero, al respecto del alcolock, que "es una medida preventiva, que beneficia al conductor y salvaguarda puestos de trabajo".
La Inspección de Trabajo ha informado de la legalidad del citado sistema, a requerimiento del Comité de Empresa.

El día 1 de septiembre, cuando el primer autobús híbrido y con sistema alcolock -que había sido presentado en Oviedo unos días antes- fue atacado vandálicamente con pasajeros a bordo y a plena luz del día, con el resultado de lunas rotas.

El día 15 de noviembre, entre las 07.00 y las 08.00 horas dos autobuses de TUA, nuevos, con sistema alcolock -que habían sido presentados dos días antes por el Ayuntamiento de Oviedo, como incorporaciones a la flota- sufrieron actos de vandalismo, con el resultado de sendas lunas laterales rotas. Los ataques se produjeron en las calles de Julián Clavería y del catedrático Rodrigo Uría.

Uno de los dos ataques vandálicos, se produjo con viajeros en su interior, con el consiguiente peligro para la seguridad física de las personas y el riesgo que supone atentar contra un autobús circulando por la ciudad, con pasajeros; sin entrar en el coste de los desperfectos ni en la pérdida de los servicios a los ciudadanos de Oviedo, en hora punta, derivado de tener que sustituir los autobuses dañados.