Publicado 16/09/2020 14:21:27 +02:00CET

El parlamento asturiano rechaza una proposición de Vox para bonificar Sucesiones al 99% y suprimir Patrimonio

OVIEDO, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Junta General del Principado de Asturias ha rechazado este miércoles en votación semipresencial, con 26 votos en contra, 5 abstenciones y 14 votos a favor, una Proposición no de ley (PLN) de Vox para adoptar medidas tributarias, con especial mención a la bonificación del impuesto de Sucesiones al 99% y la supresión del impuesto de Patrimonio.

La diputada de Vox, Sara Álvarez Rouco, fue la encargada de defender la iniciativa de su formación, a la que se presentaron varias enmiendas de PP y Ciudadanos, explicadas por los parlamentarios Pablo González y Laura Pérez Macho, respectivamente.

Desde Vox aceptaron las tres enmiendas 'populares' orientadas a instar al Gobierno asturiano a "revisar la normativa tributaria autonómica del IRPF, tramitando las modificaciones que sean necesarias para incrementar la competitividad fiscal de Asturias, reduciendo el esfuerzo fiscal de los asturianos, e igualándolo al resto de españoles residentes en otras Comunidades Autónomas; y a incorporar al texto la "eliminación del recargo autonómico del IAE a la industria asturiana" y la aplicación de las medidas "a lo largo de la presente legislatura".

El grupo proponente aceptó, además, una de las cuatro enmiendas de Ciudadanos, relativa a matizar el punto tercero de la PNL para pedir "la reducción del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, ampliando la aplicación del tipo reducido del 3% a la adquisición de vivienda habitual y cuando esta lo sea por discapacitados, familias numerosas y menores de 36 años. Asimismo, que se establezcan bonificaciones para la adquisición de vivienda habitual en áreas rurales y para la adquisición de locales de negocio destinados a la constitución de empresas individuales o negocios profesionales".

No obstante, Vox quiso mantener su texto inicial para reclamar al Ejecutivo autonómico "la supresión del impuesto de sucesiones mediante el establecimiento de una bonificación del 99 % en cuota, por ser este el máximo competencial en Asturias"; "la supresión del impuesto de Patrimonio"; y "una decidida rebaja del tramo autonómico del IRPF con incremento del mínimo personal y familiar, así como el establecimiento de exenciones en pensiones contributivas, deducciones para favorecer a familias, acceso a vivienda y emprendedores".

Izquierda Unida rechazó la iniciativa recordando el mandato constitucional de progresividad fiscal. También votaron en contra Podemos y el PSOE. De hecho, la diputada socialista Carmen Eva Pérez Ordieres negó que en Asturias exista un "infierno fiscal", argumentando que el Principado tiene una presión fiscal inferior a la media española, que a su vez es más baja que la media europea.

Contador