Pepita Jiménez "creará divisiones" entre el público, vaticina Marzio Conti

Publicado 26/06/2015 13:16:54CET
Elenco de Pepita Jiménez, Teatro Campoamor
EUROPA PRESS

   OVIEDO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La ópera Pepita Jiménez, basada en la novela homónima de Juan Varela, puede generar polémica entre el público tradicional de la Ópera de Oviedo, según ha vaticinado el director musical de la obra, Marzio Conti. Conociendo al público, ha dicho, "creará divisiones" por su alto contenido político, algo que, según ha reconocido, le "encanta".

   Al ser una representación basada en la época franquista, Conti cree que puede resultar "fuerte" para algunos sectores del público más tradicional. Sin embargo, ese mismo aspecto puede ser el revulsivo para atraer al público joven al que quieren acercar la ópera y la zarzuela en Oviedo.

   La obra, con música de Isaac Albéniz, se representará los días 29 de junio y 1 y 2 de julio en el Teatro Campoamor de Oviedo, en el marco del XXII Festival de Teatro Lírico Español 2015. En su presentación en el salón de Té del Teatro han estado presentes el presidente de la Capilla Polifónica 'Ciudad de Oviedo' Francisco González Álvarez-Buylla; el director musical Marzio Conti; el concejal de Cultura y Festejos, Roberto Sánchez Ramos; El intendente de Teatros del Canal, Jorge Culla; La soprano intérprete de 'Pepita Jiménez', Nicola Beller; y la asistente de director de escena Zosia Dowjat.

   Organizada en dos actos, la ópera trata de una mujer que se casó a los 16 años con sus tío de 80. Al morir él, se enamora de un seminarista que está a punto de ordenarse sacerdote y arranca una historia de amor prohibido en la que intervienen varios personajes que actuarán para disuadir y alentar a los jóvenes a vivir el romance.

   Se trata de una adaptación de la obra estrenada en el Liceo de Barcelona el 5 de enero de 1896 y que se amolda en cada actuación a la ciudad en la que se representa. En la misma idea de contexto social ha ahondado la soprano Nicola Beller, 'Pepita' en la obra. Su personaje, ha explicado, "vive en una sociedad opresora con sus ciudadanos" en la que no se permite la relación que desea.

   Sobre la obra, Beller ha incidido en la necesidad de que el teatro "incite a pensar" y a sacar conclusiones. "Si no, carece de sentido", ha asegurado.

"NO ES UNA COSA DE ROJOS", DICE SÁNCHEZ RAMOS

   Ante el panorama que presenta la obra y coincidiendo con el cambio de gobierno en Oviedo, el concejal de Cultura y Festejos del Ayuntamiento de Oviedo, Roberto Sánchez Ramos (IU), ha querido dejar claro que la representación de esta obra en Oviedo "no es una cosa de rojos", sino que ya estaba organizada con antelación.

   "La ciudad ya está cambiando, no hace falta que irrumpan nuevas fuerzas políticas para que podamos ver la crítica y hacer obras como esta", ha señalado.

   Sobre la nueva etapa en el Ejecutivo local, el presidente de la Capilla Polifónica 'Ciudad de Oviedo', Francisco González Álvarez-Builla, ha defendido que Oviedo "continúe siendo la segunda capital del mundo en la representación de zarzuelas". Por su parte, Sánchez Ramos le ha dicho que ha "entendido el mensaje".

Para leer más