Las pesquerías de caballa en A Coruña y Pontevedra se abrirán el próximo 1 de abril

Publicado 28/03/2019 20:39:13CET

En Cantabria, Asturias y Lugo han optado por un sistema de topes individuales de captura anual por buque

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las pesquerías de caballa (xarda) en las provincias de A Coruña y Pontevedra se abrirán el próximo 1 de abril, según establecen sendas resoluciones adoptadas este jueves por la Secretaría General de Pesca. Con ellas se da por finalizado el proceso de ordenación y gestión de la campaña 2019 de este stock pesquero.

Cada año, la Secretaría General de Pesca establece la fecha de apertura de la costera de la caballa, tras un proceso de consultas con el sector pesquero de bajura, integrado en las modalidades de artes menores, volanta, rasco y palangre.

La citada costera asoma por las costas del País Vasco, a primeros del mes de marzo, y avanza hasta alcanzar las costas de Galicia un mes más tarde.

Con el objeto de finalizar este proceso con A Coruña, la Secretaría General mantuvo este miércoles una reunión con representantes de la flota de artes menores de esta provincia, con la presencia del presidente de la Federación Nacional de Cofradías y representantes de las asociaciones mayoritarias del arte de la volanta, para perfilar las condiciones de gestión de esta pesquería en esta zona.

"En esta reunión se acordó un sistema que permite mantener la esencia del acuerdo mayoritario de las cofradías de la provincia, para destinar la mitad de la cuota para la campaña dirigida con anzuelos y un 50% para captura de forma fortuita de las otras artes", explica el ministerio.

Al mismo tiempo, asegura que "se garantizan unos límites máximos de captura anual por buque para los artes de volanta dada su especial condición, ya que las cantidades de caballa que puede capturar este arte en el desarrollo de sus pesquerías principales son mucho más importantes que las del resto de artes y no pueden desarrollar otras pesquerías alternativas mientras la caballa está presente en nuestras aguas".

En Cantabria, Asturias y Lugo han optado por un sistema de topes individuales de captura anual por buque, para que cada barco se responsabilice de no pescar más cantidad que la que tenga asignada como límite máximo.

En el País Vasco, por el tipo de pesquerías que tienen, y en Pontevedra por la menor presencia de la especie, se ha podido mantener un sistema similar al de otros años.

Para la provincia de A Coruña, la Secretaría General destaca que "se ha apartado lo mínimo posible" del acuerdo de la Federación Provincial de Cofradías, optando por un sistema mixto, que permite evitar que se sobrepesque toda la cuota que le corresponde a la provincia durante la pesca dirigida con anzuelos y que quede cuota suficiente para las posibles capturas accesorias en las pesquerías dirigidas a otras especies. Este enfoque ha sido compartido por la Federación Nacional.

Contador

Para leer más