El PP aboga por que el Gobierno central asuma la deuda de El Musel

RAMÓN GARCÍA CAÑAL (DIPUTADO PP) Y PABLO GONZÁLEZ ( PORTAVOZ PP GIJÓN)
EUROPA PRESS
Publicado 24/09/2018 12:08:10CET

GIJÓN, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El diputado nacional del PP por Asturias Ramón García Cañal ha presentado en el Congreso de los Diputados una Proposición no de Ley para instar al Gobierno central al desarrollo del puerto de El Musel y el de Avilés, por la que, entre otras cosas, aboga por que el Estado asuma la deuda de El Puerto de Gijón.

En concreto, se pide adoptar las medidas financieras necesarias para compensar el trato concedido a la deuda a la Autoridad Portuaria de Valencia, del que el Gobierno central ha asumido los 350 millones de euros de deuda.

En este sentido, ha explicado que se condonó la deuda de 350 millones del puerto de Valencia, lo que rompe la tradición de años de que cada puerto asumía su deuda con lo que se garantizaba la competitividad entre ellos. Así lo ha indicado García Cañal, en rueda de prensa en el Consistorio gijonés, acompañado del portavoz municipal del PP, Pablo González.

Ha aludido, en este contexto, a la "enorme deuda" de El Musel, generada en su día por las obras de ampliación del puerto gijonés, que comprometen, a su modo de ver, su competitividad de cara al futuro.

También reclama que se cumpla con el compromiso presupuestario para con El Puerto. En este sentido, se pide ejecutar las siguientes inversiones: duplicidad de la carretera AS-19, entre los enlaces de Lloreda y Veriña, con ocho millones de euros de inversión; el vial de Jove -en fase de proyecto-- (2 millones); y la ampliación y modernización ferroviaria del puerto por una inversión para este año de cerca de dos millones (1,735 millones).

González, por su parte, ha enmarcado esta propuesta dentro de lo que parece un "cerco" a Gijón por tierra, mar y aire. Ha asegurado, además, que los intereses de Gijón no están representados por la alcaldesa gijonesa, Carmen Moriyón (Foro), en el Consejo de la Autoridad Portuaria de Gijón, en un momento en que la ciudad está "especialmente maltratada" por el Gobierno central, según él.