El PP pide una ventanilla única para el sector ganadero para evitar "arbitrariedades" en el Ayuntamiento

Pablo gonzález
EUROPA PRESS
Publicado 05/11/2018 11:57:55CET

Pablo González cree que el Gobierno local generó una inseguridad "importantístima" al clausurar una cuadra en Deva

GIJÓN, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Municipal Popular de Gijón, Pablo González, ha avanzado este lunes que pedirán en la próxima Comisión de Urbanismo explicaciones acerca de qué criterios utiliza el Ayuntamiento para exigir o no licencia de actividad a las explotaciones ganaderas y propondrán que se cree una ventanilla única para todo el sector ganadero gijonés.

González, en rueda de prensa en el Ayuntamiento, ha señalado que también preguntarán en la Comisión por el número de explotaciones ganaderos en el municipio, su tamaño y la necesidad o no de obtención de licencia de actividad para tenerla abierta.

Y respecto al caso concreto de un ganadero de Deva al que se le clausuró la cuadra, ha apuntado que el PP quiere saber qué trámites realizó el Ayuntamiento para precintar la explotación. Unido a ello, ha pedido que se quite el precinto y que se dé opción al ganadero a resolver la situación.

Ha incidido, a este respecto, en que el caso de este ganadero generó una inseguridad jurídica "importantísima", a su juicio. Un caso que ya lleva registradas 3.000 firmas de apoyo al ganadero y que despertó una sensibilidad especial hacia "abusos y arbitrariedades" de la Administración con los ganaderos, a su parecer.

González, además, ha apuntado que en Gijón hay centenares de pequeñas explotaciones ganaderas familiares --entre 700 y 800 según el Sadei (Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales)--, que solo necesitan estar inscritas en el Registro del Principado de Asturias y que no requieren de licencia de actividad municipal, a su modo de ver.

Ha insistido, también, en que el Ayuntamiento actuó con "mucha arbitrariedad" en este asunto, ya que no parece "ni medio normal" que se presente la Policía en tu propiedad a clausurar una cuadra, se ha quejado.

También ha reprochado a la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, que vaya a otros concejos a hacer una defensa de los ganaderos frente a los ataques del lobo cuando en el municipio que gobierna "les hace la vida imposible", con relación a la burocratización a la que son sometidos. Es más, ha ironizado con que "en Gijón el lobo es el Ayuntamiento".