Actualizado 14/02/2019 13:28:22 +00:00 CET

El presidente de la Academia de las Ciencias no tiene "ninguna duda" sobre la integridad de López Otín

Carlos López-Otín y el rector de la Universidad, Santiago García Granda
EUROPA PRESS - Archivo

La revista JBC confirma que no tiene pendientes más retiradas de artículos del investigador oscense

OVIEDO, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Real Academia de Ciencias, Jesús María Sanz Serna, ha afirmado este jueves que no tiene "ninguna duda" acerca de la integridad del investigador de la Universidad de Oviedo Carlos López Otín, después de que le fueran retirados nueve artículos en dos revistas científicas.

En declaraciones a Europa Press, Sanz Serna ha explicado que, si bien la Academia "aún no ha tomado una postura institucional" acerca de este asunto, le consta que "muchos Académicos", entre los que se ha incluido "a título personal", no tienen "ninguna duda sobre la integridad del Académico Profesor López Otín".

No obstante, ha puntualizado que la Real Academia de Ciencias "concede gran importancia a las cuestiones éticas, sean éstas malas prácticas en las publicaciones o denuncias anónimas infundadas".

LA REVISTA JBC NO PREVÉ RETIRAR MÁS ARTÍCULOS

Journal of Biological Chemistry (JBC), la publicación que pidió al equipo investigador de López Otín que retirase ocho artículos por irregularidades en las imágenes, ha confirmado a Europa Press que "no hay correcciones, retiradas ni retractaciones pendientes" de los artículos que el investigador de la Universidad de Oviedo publicó a lo largo de los años en este medio.

La revista anunció el 25 de enero que los autores de los ocho artículos los habían retirado a petición de la revista después de apreciar dichas irregularidades, a pesar de que, según confirmó López Otín, el equipo investigador ofreció a la revista rectificar los errores, llegando a repetir los experimentos para demostrar que los resultados de los mismos eran correctos.

JBC, por su parte, ha explicado que la revista tiene el compromiso de corregir las publicaciones cuando "es apropiado y educativo" para la comunidad científica.

"SI HACE 20 AÑOS HUBIESE DUDAS, NO SE HABRÍA PUBLICADO"

El biólogo molecular asturiano Xosé María Fernández, que actualmente trabaja en el Instituto Marie Curie de París como director de datos, ha defendido la trayectoria de López Otín, su mentor y director de su tesis doctoral, y ha explicado que el hecho de que se retire un artículo de una revista científica, no implica que la investigación y los resultados que en él aparecen reflejados no se hayan producido.

En este sentido, ha argumentado que, si bien es "absolutamente factible" que en un proceso investigador se pueda cometer un error a la hora de seleccionar las imágenes, de ello no se puede deducir que se haya producido con la pretensión de "falsificar" los resultados. "López Otín identificó cientos de proteasas que luego fueron clonadas por otros grupos, que se retiren los artículos no quiere decir que esas proteasas dejen de existir", ha alegado.

Respecto a las imágenes, ha precisado que hace veinte años, cuando se hacían experimentos, la toma de fotografías era un proceso más complejo que ahora con las cámaras digitales. "Era un proceso de horas", ha especificado, en el que había que revelar las fotos a mano y crear un archivo de fotos en papel, no digitalizado. "Para un artículo se escoge la más bonita, no había posibilidad de manipulación", ha añadido.

Además, y después de que todo el foco se haya puesto sobre López Otín, Fernández ha explicado que no es el investigador oscense el que toma las imágenes ni realiza los experimentos, sino que es quien planea y supervisa la investigación.

Por otro lado ha argumentado que la práctica científica habitual es que, cuando se va a publicar un artículo, hay tres autores independientes, tres revisores, que replican el experimento previamente para constatar que es correcto. "Así que si en aquel momento, hace veinte años, hubiese dudas sobre la existencia o no de esas proteínas, no se habría publicado", ha clarificado.

El problema de la retirada de estos artículos, ha explicado, es que dejan "un vacío" en la literatura científica, algo que "no es habitual, pero tampoco extraordinario".

Considerando "amigo y mentor" a López Otín, ve "extraño" que haya quien intente "socavar" la labor del investigador en base a unos errores que precisamente trataron de subsanar con la revista replicando los experimentos que llevaron a las conclusiones reflejadas en los artículos ahora retirados. López Otín, ha defendido, "ha creado escuela y ha puesto a la Universidad de Oviedo en el mapa".

A su juicio "se están sacando las cosas de contexto". "Con 500 artículos publicados, que le hayan retirado ocho seguro que le da rabia, pero su retirada no quiere decir que se les haya dado la vuelta a las imágenes para intentar engañar a los revisores", ha añadido.

Para leer más