Publicado 09/12/2021 14:06CET

La reserva de El Bibio por Divertia para actividad cultural impide que pueda haber toros en verano

Archivo - Plaza de Toros de Gijón, El Bibio.
Archivo - Plaza de Toros de Gijón, El Bibio. - EUROPA PRESS - Archivo

El empresario podrá solicitar el uso de la plaza el resto del año, pero no tendrá prioridad frente a otros actos

GIJÓN, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La concejala de Hacienda en el Ayuntamiento de Gijón, Marina Pineda (PSOE), ha dejado claro este jueves que al Gobierno local no le gusta que haya corridas de toros en la ciudad, porque consideran que son maltrato animal, si bien ha aclarado que no las pueden prohibir legalmente.

Dicho esto, ha recalcado que, tras consultar las opciones legales, la Ley les permite reservar la plaza de El Bibio, en momentos de mayor interés, para actividad cultural programada por el Ayuntamiento, tal como tienen previsto para el próximo verano.

Así lo ha indicado, en rueda de prensa en el Consistorio, tras la Junta de Gobierno local en la que se ha denegado la solicitud de prórroga de la empresa Circuitos Taurinos, adjudicataria de la concesión hasta este año de la plaza de toros, para el año 2022.

Al tiempo, la Junta de Gobierno ha rechazado la recusación de la alcaldesa, Ana González, solicitada por el empresario, al considerar que no hay ningún tipo de enemistad manifiesta ni de interés personal por parte de esta, sino que se trata de resolver de acuerdo a la legislación vigente.

Pese a ello, han creído "prudente" que sea la Junta de Gobierno quien resuelva el asunto. La solicitud, en este caso, se deniega por razones de mucha índole, según la edil, como el que al ser Bien de Interés Cultural (BIC) están limitados los usos a actividades de carácter cultural.

A esto ha sumado que el Gobierno municipal considera que hay muchas de este tipo que en este momento están siendo solicitadas por la ciudadanía, por lo que se precisan espacios de tamaño medio. Divertia dice que necesita de este espacio, y se reservará la plaza en verano para ello.

Pineda ha insistido en que al gobierno no le gusta que un Bien de Interés Cultural como es El Bibio sirva para celebrar corridas, a lo que ha recalcado que este espacio tiene muchas posibilidades para actividades de carácter cultural.

Con todo, ha incidido en que por mucho que las leyes protejan las corridas de toros, creen que "son espectáculos que tienen que desaparecer", ha opinado.

Asimismo, ha señalado que el empresario puede solicitar el uso de la plaza, fuera de las fechas ya reservadas por el Ayuntamiento. No obstante, ha matizado que la protección de la tauromaquia no implica que tenga mayor peso que otras actividades culturales.

Es por ello que, según la edil, cuando tengan que hacer una calendarización de actividades a desarrollarse en la plaza de toros, se mirarán solicitudes y se priorizarán unas frente a otras.