Publicado 22/06/2021 13:36CET

Los restos fósiles neandertales de El Sidrón, optan al Premio Nacional de Arqueología y Paleontología Fundación Palarq

Archivo - Un análisis de los restos fósiles de los 13 neandertales recuperados en la cueva de El Sidrón, todo ellos miembros de una misma familia.
Archivo - Un análisis de los restos fósiles de los 13 neandertales recuperados en la cueva de El Sidrón, todo ellos miembros de una misma familia. - CSIC - Archivo

OVIEDO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de investigación que analiza los restos fósiles neandertales de El Sidrón, opta al Premio Nacional de Arqueología y Paleontología Fundación Palarq.

Convocado por la institución con ese mismo nombre, el galardón nace en 2018 con la finalidad de reconocer la excelencia y originalidad de proyectos arqueológicos y paleontológicos dirigidos por equipos de investigación españoles.

El certamen tiene un carácter bienal y es el primer premio de estas características concedido por una fundación privada dedicado exclusivamente a estas disciplinas. Los 13 de El Sidrón, uno de los conjuntos neandertales más significativos a escala mundial Ubicado en el concejo de Piloña (Asturias), el proyecto 'Paleobiología y evolución de los Neandertales de El Sidrón' supone un cambio definitivo en la imagen de los Neandertales, vistos hasta hace poco como una especia primitiva e inferior.

Gracias a las investigaciones realizadas con los fósiles de El Sidrón, los Neandertales se confirman como una especie humana con procesos evolutivos propios y paralelos a los del linaje Homo sapiens, en algunos casos. Además de ser la colección de restos neandertales más completa hallada en la Península Ibérica.

Los 13 de El Sidrón constituyen también en la actualidad uno de los conjuntos más significativos a escala mundial. Dada la amplitud de la muestra, la colección de El Sidrón aporta un enorme caudal de información. Los datos abarcan aspectos de su anatomía y los procesos evolutivos subyacentes, su dieta y comportamiento, su patrón de crecimiento y maduración, así como su información genética.

Entre las aportaciones más relevantes del proyecto, destaca la caracterización de El Sidrón como un grupo familiar, aspecto clave en el que se apoyan otras investigaciones, que determina el hecho de que los Neandertales vivían en pequeños grupos, aislados unos de otros.

Tal esquema demográfico dio lugar a unas pautas reproductivas fuertemente endogámicas que se reflejan en las altas frecuencias de anomalías congénitas en el esqueleto de Los Neandertales de El Sidrón. Tal hallazgo, en un contexto amplio, permite proponer que la extinción de los Neandertales estuvo motivada, entre otros factores, por una pérdida de variabilidad genética y acumulación de mutaciones deletéreas.