Publicado 02/04/2016 14:04CET

Sanidad impulsa un plan para aumentar la donación de órganos de pacientes con lesión cerebral irreversible

Médicos realizan un transplante renal.
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

   OVIEDO, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Consejería de Sanidad del Principado está implantando en todos los hospitales asturianos un programa dirigido a aumentar el número de donaciones de órganos procedentes de pacientes con una lesión cerebral catastrófica o devastadora, y con riesgo inminente de muerte cerebral.

   Según ha informado este sábado la consejería, en estos casos, siempre que el paciente sea donante de órganos y se cuente con el consentimiento expreso de sus familiares, se propone una actuación clínica que se conoce como ventilación electiva no terapéutica, que incluye la intubación del paciente, la ventilación mecánica y su cuidado general hasta que se produzca la muerte encefálica y la obtención de órganos para trasplante.

   Destaca el Gobierno asturiano que se trata de una práctica clínica consolidada, con amplia experiencia en hospitales como el Gregorio Marañón de Madrid y de otros países como Francia o Estados Unidos, bien aceptada por los profesionales y que cuenta con el respaldo bioético y respeta el principio de autonomía del paciente.

   El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, que ha presentado hoy esta iniciativa, ha señalado que "estamos seguros de que permitirá aumentar de forma notable la obtención de órganos adecuados para el trasplante e incrementar el número de donaciones que salvan vidas y tanto contribuyen a la mejora de las condiciones de vida de las personas que están en las listas de espera de trasplantes".

DATOS ASTURIAS

   Según los datos difundidos por la consejería, el Principado de Asturias registró en 2015 un total de 339 trasplantes, de los que 83 fueron de médula ósea, 52 de riñón, 22 hepáticos, 12 de corazón y 170 trasplantes de córneas. En ese tiempo se enviaron a otras comunidades 52 órganos para pacientes en urgencia cero u otros compatibles, lo que contribuye a una mejor cohesión social y atención sanitaria de todo el país.

   Con estos datos, Asturias se mantiene un año más como una de las primeras comunidades autónomas en relación con el número de donantes, con una tasa de 42,8 por cada millón de habitantes frente a la de 39,7 que se registró en conjunto del Estado.