Actualizado 23/06/2009 16:53 CET

Serafín Abilio Martínez (CAC) cree "un gran error" que la gente espere a que los precios de las viviendas bajen más

GIJÓN, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Laboral de la Construcción y de la Confederación Asturiana de la Construcción (CAC), Serafín Abilio Martínez, señaló que en el Principado no se han hecho "las barbaridades" de otros sitios en materia de construcción y aseguró que existe una demanda. No obstante, alertó a la gente que espera a que los precios bajen más que es "un gran error", ya que bajarán en función "de los márgenes que el promotor tenga en su cuenta bajar".

Martínez, durante la presentación de una jornada sobre Responsabilidad Social Empresarial en le recinto ferial 'Luis Adaro', destacó que el sector está haciendo un esfuerzo "muy fuerte" aguantando la financieramente y puso de ejemplo el Plan Especial de Roces.

También resaltó el que entidades como Cajastur hayan firmado un convenio con los constructores y que haya otros bancos decididos a hacerlo, como el Banco Herrero, o interesados. "Esto es bueno para todos", dijo. "Tratamos de evitar un bache profundo", indicó.

Según el presidente de la FLC y la CAC, la demanda de vivienda en Asturias oscila entre 8.000 y 9.000, los mismos datos que se vienen produciendo desde los años 2000, sobre todo por la subida de la segunda vivienda. A esto unió que con motivo de la entrada en vigor del Código de Técnico de Edificación, se aceleró la presentación de proyectos, lo que generó un stock de viviendas.

A este respecto, indicó que esta semana empezarán las conversaciones con el Principado y confió en que la Consejería de Vivienda entienda que lo que se busca es activar el sector y crear empleo. También resaltó el aumento del peso de la vivienda protegida, que en su opinión debería suponer entre un 30 y un 40 por ciento del total.

Respecto al panorama actual de la construcción en Asturias, apuntó que no todos los ámbitos están igual. De esta forma explicó que las infraestructuras están "bien" desde el concepto presupuestario anual, la vivienda está con un "retroceso y paralización importante" mientras que la industria y los servicios dependen de los dos anteriores. En este sentido, el subsector de la vivienda y la industria auxiliar están "muy afectados".

Por otro lado, rechazó que en Asturias sea necesario exigir que los concursos de obras públicas se dividan en tramos de 50 millones de euros para que haya más igualdad de oportunidades entre las empresas grandes y pequeñas como reclama la Asociación Nacional de Empresas Constructoras de Obra Pública (Aerco).

Martínez destacó que en el Principado existen las Uniones Temporales de Empresas (UTE) desde hace unos 20 años. De hecho, señaló que Asturias es pionera en esta materia y que incluso es "conveniente" que colaboren empresas grandes y medianas con otras pequeñas.

En su opinión, aquí no hay ese problema que se discute en el ámbito nacional y apuntó que tendrán que debatirlo y discutirlo con las Administraciones Públicas. En Asturias, según él, "convivimos todos, granes, pequeños y medianos".