Sucesos.- La Policía desarticula un punto venta de cocaína en el barrio gijonés de Contrueces

Actualizado 14/12/2007 15:45:40 CET
Actualizado 14/12/2007 15:45:40 CET

Sucesos.- La Policía desarticula un punto venta de cocaína en el barrio gijonés de Contrueces

GIJÓN, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desarticulado un punto de venta de cocaína en el barrio gijonés de Contrueces en cuya operación se han detenido a tres personas, todas extranjeras y dos de ellas en situación irregular, según informaron fuentes policiales a través de una nota de prensa.

Fruto de estos operativos diseñados por los efectivos del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Gijón, se pudo constatar que en un bar de comida rápida situado en la carretera de la Carbonera del barrio de Contrueces, se estaba comerciando ilícitamente con sustancias estupefacientes, principalmente cocaína.

La Policía observó el continuo entrar y salir de clientes que hablaban con el responsable del local, de origen marroquí, y tras breves instantes abandonaban el mismo sin efectuar consumición alguna y sin llevar ningún pedido evidente de comida.

Tras una vigilancia discreta , el día 12 sobre las 19, 50 horas se detectó la presencia en el local de dos individuos que contactaban con el encargado y que mantenían una actitud en extremo vigilante y cautelosa, revisando minuciosamente los alrededores para evitar la presencia policial.

Fue entonces cuando los agentes, ante la evidencia de que pudieran tratarse de los proveedores de cocaína y que pudiera estar llevándose a cabo una transacción comercial ilegal, procedieron a la entrada en el local y a su posterior revisión y registro.

En un cacheo preventivo, se localizó a N.E.M de 34 años de edad, de nacionalidad dominicana, entre sus ropas dos calcetines conteniendo en su interior 17 envoltorios de forma cilíndrica, así como otro envoltorio abierto y dos bolsitas termoselladas de plástico de color blanco denominadas habitualmente 'papelinas', constatándose de esta manera que estaba proporcionado la sustancia intervenida al encargado del local y que, con toda probabilidad, iba a ser destinada a la venta en el negocio de hostelería que regenta.

Con esta cantidad de cocaína incautada, en lo que vulgarmente se denomina "dedos", generalmente de gran pureza y susceptible de ser cortada con sustancias adulterantes que aumentarían el provecho económico del distribuidor se habrían podido expedir cerca de 950 dosis y habría alcanzado en el mercado ilícito un valor aproximado a los 24.000 euros. Se ha solicitado vía judicial la clausura de cierre del local registrado

Los tres detenidos son extranjeros, el responsable del local S.E.O de origen marroquí tenía una detención anterior en Almería y estaba en España de forma regular R.J B.V, 35 años de edad, natural de Venezuela , carecía de antecedentes. N.E.M, dominicano, tenía antecedentes por tráfico de estupefacientes y tenía vigente una orden de ingreso en prisión por la Audiencia Provincial Sección Segunda de Lugo Los dos últimos se encontraban de forma irregular en España.