Los trabajadores exigen a la compañía que retire el expediente o denunciarán

Alcoa
EUROPA PRESS
Publicado 25/10/2018 18:20:47CET

Tienen claro que la multinacional quiere irse de España y le proponen formar una gestora para modernizar las plantas y buscar comprador

OVIEDO, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los representantes de los trabajadores en el Comité europeo de empresas de Alcoa han trasladado este jueves a los directivos de la compañía un documento en el que se les advierte de que se ha incumplido la normativa europea al no abrir el periodo de consultas preceptivo. Así, han planteado a la compañía que paralice el expediente de extinción de empleo en las plantas de Avilés y A Coruña o, de lo contrario, presentarán una denuncia en Luxemburgo.

Así lo ha confirmado a Europa Press José Manuel de la Uz, que acudió a la reunión en representación de la planta de Avilés. Han dado a la compañía un plazo de unos días, hasta el lunes, para que les dé una respuesta a su requerimiento. De lo contrario, formularán la mencionada denuncia.

En la reunión, celebrada en Madrid desde las 11.00 horas y que duró hasta las 15.30 horas aproximadamente, hubo representación de las plantas afectadas, además de presencia del secretario del comité, un noruego, y el presidente del mismo, que pertenece a la planta de San Ciprián, en Lugo.

Por parte de la compañía acudieron al encuentro el vicepresidente de Operaciones de Alcoa Europa, Kai rune, el vicpresidente de Energía, Álaro Dorado, el jefe de Recursos Humanos, Borja Alvear y el consejero en Europa, Jesús Marín.

"Les entregamos la documentación que explica su incumplimiento de la normativa y les exigimos que retiraran el expediente", ha comentado José Manuel de la Uz.

Los representantes de la empresa, ha indicado, explicaron a los trabajadores las razones del cierre, que pasarían no sólo por el precio de la energía, sino por factores técnicos y de mercado. "Rebatimos uno por uno todos sus argumentos, dejándoles muy claro que hay fábricas 'gemelas' a las de Avilés y A Coruña en Europa que están funcionando con toda normalidad", ha indicado.

La única diferencia entre esas fábricas europeas y las españolas, ha explicado, es el precio de los costes eléctricos, que son más altos en España. "Tenemos muy claro que eso es lo que hay que solucionar, porque lo de Alcoa puede ser sólo la punta del iceberg", ha advertido, en un mensaje dirigido al gobierno español.

PROPUESTA

"Tenemos claro que Alcoa se quiere ir de España", ha señalado De la Uz tras la reunión del comité europeo de empresas. Por ello, los representantes de los trabajadores han realizado una propuesta a los directivos de la multinacional.

La idea consiste en formar una gestora en la que estén personados el gobierno y los sindicatos y que en un plazo que podría ser de un año y medio se realicen las inversiones necesarias para "poner a punto las fábricas" para buscar así un inversor capaz de operar con las mismas.

"Los que conocemos cómo funciona la subasta eléctrica, sabemos que si desaparece Avilés y A Coruña, Lugo tendría un gran problema, además de las otras empresas electrointensivas; el Gobierno debería prorrogar la subasta actua", ha concluido José Manuel de la Uz.