Actualizado 12/10/2009 17:21 CET

Trevín dice que el Gobierno hace la mayor inversión en equipamientos de la historia de la Guardia Civil pese a la crisis

OVIEDO, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, resaltó hoy que el Gobierno de España está realizando una inversión para la mejora, rehabilitación y construcción de nuevos equipamientos, que es "con diferencia la mayor de los 165 años de historia" de la Guardia Civil, a pesar de la crisis económica.

Así lo dijo durante su intervención en los actos oficiales de celebración de la festividad de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, organizados en el Acuartelamiento de la Guardia Civil de Oviedo.

Además de Trevín, acudieron al evento el coronel jefe de la 14ª zona de la Guardia Civil, José María Feliz Cadenas, así como la viceconsejera de Seguridad y Emigración, Teresa Ordiz; el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo; y el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Principado, Ignacio Vidau, entre otras autoridades civiles y militares.

El delegado del Gobierno destacó en el transcurso del acto los "indudables éxitos" de la Benemérita, entre los que apuntó que ha contribuido a que la criminalidad haya disminuido en el último año dos puntos en Asturias, a la vez que recordó que en las zonas asturianas donde está desplegada el índice de delincuencia es "doce puntos menos que la media española".

Asimismo, remarcó que el número de delitos y faltas esclarecidos alcanzan el 57 por ciento de los registrados, 17 puntos más que la media nacional. También reseñó la labor de la Guardia Civil frente al terrorismo, su lucha contra el tráfico de personas o su contribución en misiones internacionales de paz; así como la actuación de los efectivos de Tráfico, que ha permitido una disminución de 121 víctimas en las carreteras asturianas entre 2003 y 2008, un 61 por ciento menos, indicó.

Trevín, además, hizo mención al aumento de la plantilla de la Guardia Civil en Asturias que asciende a 2.190 hombres y mujeres, un total de 227 efectivos más que en 2004.

Durante el acto oficial también se entregaron medallas al Mérito Militar, al Mérito Civil, al Mérito del Cuerpo de la Guardia Civil, al Mérito por servicios extraordinarios, a agentes de seguridad privada por su colaboración con la Benemérita, metopas a quienes entran en la Reserva, y un homenaje a los guardias civiles veteranos que con su trabajo "consiguieron hacer una Guadia Civil más eficaz al servicio de los ciudadanos", personificado en el guardia más veterano, Herminio Saiz.

El coronel jefe hizo referencia a los 96 años de tradición de la fiesta de la Virgen del Pilar como patrona de la Guardia Civil, que definió como celebración de "compañerismo" junto a autoridades y familiares. Asimismo, destacó la labor de los efectivos a lo largo de la historia del cuerpo, sobre la que dijo que la ciudadanía se siente "satisfecha".

Por su parte, el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, definió la actividad de la Guardia Civil como cargada de "confianza, trabajo, entrega, sacrificio, lealtad y honorabilidad". Por ello, señaló que "confianza" es lo que tiene la sociedad española en el Cuerpo. Del mismo modo, en nombre propio y de la ciudadanía ovetense, mostró su "profundo respeto y admiración" por la Guardia Civil.

El acto institucional finalizó pasadas las 13.30 horas con el tradicional homenaje a los guardias civiles caídos en acto de servicio. El coronel jefe y el delegado del Gobierno hicieron una ofrenda de una corona de flores ante la placa que en su memoria se encuentra en el patio del Acuartelamiento de la Guardia Civil de Oviedo.