27 de febrero de 2020
 
Actualizado 23/01/2020 14:24:04 CET

El hombre que se hizo pasar durante años por policía local de Oviedo se enfrenta a 18 años y medio de cárcel

   OVIEDO, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Fiscalía del Principado de Asturias solicita 18 años y medio de prisión para un acusado de hacerse pasar durante años por policía local de Oviedo, tras conseguir uniformes y material del cuerpo, y cometer varios robos en pisos de Oviedo tras ganarse la confianza de las víctimas, que creían que era un agente de la autoridad.

    El escrito de acusación provisional de la Fiscalía ha sido presentado en el Juzgado encargado del procedimiento. El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, con ánimo de obtener un beneficio económico ilícito, llevó a cabo diferentes actuaciones desde 2016 hasta junio de 2018, cuando fue detenido.

   Así el escrito indica que desde el año 2016 el acusado usó con normalidad y habitualidad en su vida diaria, así como en sus relaciones con familiares y amigos, el uniforme propio de este cuerpo policial, vistiendo polos de magas larga y corto reglamentarios, pantalones y chalecos reglamentarios con los correspondientes números identificativos profesionales en los mismos, así como también grilletes, llaves de grilletes, porras, emisora oficial, linterna, una pistola que resultó ser de aire comprimido, entre otros muchos efectos.

   Para hacerse con todo este material, el acusado, valiéndose de la amistad que le unía con un agente de la Policía Local de Oviedo acudió en diversas ocasiones a las dependencias policiales ubicadas en la carretera de Rubín, donde su amigo estaba destinado, y sin pasar por registro alguno. Allí, sin que el verdadero agente tuviera conocimiento ni participación alguna, consiguió hacerse con diferente material y equipamientos de la Policía Local de Oviedo, bien directamente las prendas que distintos agentes dejaban apoyadas sobre una mesa o silla, bien valiéndose de las llaves de taquilla que algunos agentes dejaban momentáneamente sobre una silla o mesa y con las que conseguía abrir sus respectivas taquillas o bien accediendo directamente al sótano donde cogía los uniformes que tiraban los agentes al contenedor cuando ya estaban inservibles.

   En concreto, el acusado se hizo con una gorra con anagrama de la Policía Local; diversas prensas de vestir del uniforme; divisas identificativas de color azul marino; un juego de grilletes metálico; un llavero color naranja con llave de grilletes; una linterna; un bote de spray de pimienta; un equipo de transmisiones; una batería de equipo de transmisiones así como boletines de denuncias, entre otros efectos pertenecientes al cuerpo de la policía.

   Todos estos efectos que el acusado incorporó a su patrimonio y cuyo valor es superior a los 400 euros y los utilizó a modo de exhibición delante de familiares y amigos, en cuyos domicilios o locales de trabajo posteriormente perpetraría diferentes robos.

   De esta manera, haciéndose pasar por Policía y con la única finalidad de generar confianza y credibilidad con todos aquellos con los que se relacionaba, así como utilizando el nombre ficticio de Alejandro o Alex, el acusado, en el mes de febrero del año 2016 conoció a una mujer al acudir a su domicilio de Oviedo vestido con el uniforme de Policía Local de Oviedo, grilletes y pistola, interesándose por una actuación policial que tuvo lugar en su domicilio unos pocos días antes, consiguiendo así ganarse la confianza de esta, con la que acabó entablando una relación de noviazgo.

   Durante el transcurso de esta relación, que terminó el día 25 de agosto del año 2017, el acusado, aprovechándose de momentos en los que ella no estaba en casa, se apropió de diversos objetos y joyas que incorporó a su patrimonio, tales como numerosas joyas que se valoran en 10.000 euros o 2.500 euros que la víctima tenía guardados en un armario.

   Durante el transcurso de esta relación amorosa, el acusado conoció a diferentes familiares de la mujer, de los que igualmente se ganó su confianza bajo la apariencia de ser policía local, confiándoles así algunos de ellos dónde estaban sus domicilios, o en qué momentos se encontraban ausentes de los mismos. De esta manera el acusado perpetró numerosos robos tanto a familiares de la mujer como a otros muchos ciudadanos.

   En el momento de su detención, y encontrándose el acusado en los calabozos de las dependencias de la Policía Nacional, tras ser informado de que iba a ser trasladado a su domicilio para la práctica del registro, se negó a que le pusieran los grilletes y arremetió contra un agente, empujándole y cargando el brazo libre hacia atrás con intención de golpearle, sin que el agente sufriera lesión alguna.

   El hombre está acusado de numerosos delitos de hurto continuado; de usurpación de función pública; de robo; delito de estafa y de atentado a la autoridad entre otros y se le pide una pena que suma los 18 años y medio de prisión.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Disparan en la cabeza a una mujer en plena calle en Madrid

  2. 2

    Paso clave para mantener el rendimiento del plasma en un reactor de fusión

  3. 3

    Catorce casos confirmados por coronavirus en España

  4. 4

    The Walking Dead: Samantha Morton explica la escena de sexo entre Alpha y Negan

  5. 5

    Echenique "tranquiliza" a Felipe González: el Gobierno no va a usar fondos reservados como en los ochenta