Actualizado 09/12/2007 16:31 CET

Tribunales.- Un liberiano se encuentra en Villabona a pesar de una sentencia que exige que sea trasladado a su país

OVIEDO, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un ciudadano de origen Liberiano, T. B. W, se encuentra ingresado en la prisión de Villabona a pesar de que una sentencia de la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, exige que el hombre sea deportado a su país de origen.

El hombre, según informaron fuentes jurídicas a Europa Press, fue condenado por la Audiencia Provincial por un delito de estafa a cuatro años y ocho meses de prisión por un delito de estafa que "se sustituye por su expulsión del territorio Nacional.

T. B. W., según un escrito de la Dirección general de la Policía y de la Guardia Civil al que tuvo acceso Europa Press, fue trasladado el pasado 9 de octubre de 2007 por la Brigada del Grupo de Extranjeros de la Jefatura Superior de Policía de Oviedo hasta el aeropuerto de Bruselas donde debería de haber embarcado el 10 de octubre de 2007 en un vuelo con destino a Monrovia (Liberia).

En el escrito se refleja que el hombre no pudo viajar en ese vuelo ante la negativa de la Compañía aérea Brussels Airlines, ya que esta introdujo la regla de que todos los deportados tienen que ser con escolta hasta el final del trayecto, y en este caso, la Comisaría General de Extranjería y Documentación, Sección Unidad de Central de Expulsiones y Repatriaciones (UCER), solo autorizó la escolta hasta el último puesto Schengen (Bruselas), por motivos de seguridad de los escoltas.

Por ello, un escrito de Instituciones Penitenciarias, informó de que el liberiano reingresó en prisión el 11 de octubre de 2007 por la misma Brigada de Policía, alegando que no fue posible el traslado a su país, "por no ser aceptado en el vuelo Bruselas-Monrovia.

Por este motivo, el citado extranjero no pudo cumplir la sentencia decretada por la Audiencia Provincial de fecha de 2 de julio de 2007, como sustitutoria a la pena impuesta.

El liberiano ante estos hechos buscó los servicios del letrado José Manuel Fernández González para poder regresar a su país y hacer cumplir la sentencia. El abogado asturiano manifestó que las Policía de Oviedo actuó diligentemente para trasladar al extranjero a Bruselas pero acusa al Ministerio del Interior de no "cumplir la sentencia judicial".

Fernández González achaca la situación a que el Ministerio de Asuntos Exteriores o del Interior "carecen de presupuesto para deportar al liberiano" o a la falta de diligencia para hacer respetar los derechos Constitucionales al tratarse de un ciudadano africano. "Si el hombre fuese cubano o venezolano seguro que ya estaría en su país", dijo el letrado.

Fernández González aseguró además que el hombre sufre indefensión al no existir Consulado de Liberia en España, sino que se encuentra en Francia. En España existe un cónsul honorífico que representa a los ciudadanos liberianos.

Por ello el letrado aseguró que si no se cumple la sentencia con "urgencia" recurrirás el caso a los Tribunales Internacionales para buscar una solución "inmediata".