Aprobada definitivamente la Ordenanza reguladora del Uso de las Huertas Municipales Sostenibles

Huertas ecológicas de Revilla
AYUNTAMIENTO
Actualizado 30/01/2013 11:10:35 CET

CAMARGO, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Camargo ha aprobado definitivamente la Ordenanza reguladora del Uso de las Huertas Municipales Sostenibles, al no haberse presentado alegaciones en el plazo de información pública abierto tras su aprobación inicial el pasado 29 de noviembre.

Estas huertas se configuran como una iniciativa municipal, cuyo objetivo es el uso sostenible de determinados bienes incluidos en el patrimonio municipal, o sobre los que el Ayuntamiento tiene capacidad de disposición, y que no se encuentran afectos directamente a un servicio público o al uso público general de los mismos.

La autorización de uso de parcelas tendrá un carácter temporal, para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los vecinos, en cuanto a aspirar a ser partícipes de este proyecto.

Para ello, el Ayuntamiento podrá habilitar nuevos espacios para parcelas, además de recuperar otras por cese en el uso de las mismas, a fin de posibilitar la rotación y ser utilizadas por nuevos usuarios, según consta en la Ordenanza, consultada por Europa Press.

La vigencia de las autorizaciones de uso de parcelas será de un mínimo de dos años, a partir de la primera autorización concedida. Al cumplirse este segundo año, se producirá una valoración para la renovación de hasta un 25% de los usuarios autorizados, fijando el Ayuntamiento este porcentaje, en función de las solicitudes existentes en la Bolsa de Reserva, de los recursos existentes u otras circunstancias.

La renovación se hará por un periodo máximo de dos años, al final de los cuales se volverá a hacer otro proceso de valoración para renovar hasta un 25% de los usuarios autorizados, y así sucesivamente cada dos años.

FAVORECER LA BIODIVERSIDAD

La Ordenanza recoge que se evitará el monocultivo, a no ser que este sea muy coyuntural. Se procurará la rotación de cultivos y en general seguir los criterios que se consideran ajustados a un modelo de cultivo ecológico favorecedor de la biodiversidad.

Además, los productos cultivados deberán tener como finalidad única y exclusivamente el consumo propio, no estando permitida su venta. En cualquier caso se admitirá la donación individual o colectiva con fines sociales o similares.

Los usuarios pueden ser una persona física, mayor de edad, o bien entidades u organizaciones de interés ambiental, social o cultural, que promuevan la investigación y la innovación y que justifiquen la utilización de un espacio en las huertas municipales sostenibles para desarrollar sus fines.

A la hora de valorar las solicitudes se tendrán en cuenta aspectos como la experiencia o formación previa en tareas agrícolas y en particular en agricultura ecológica; tener necesidades o motivaciones específicas (económica, salud, ocupacional, etc); pertenecer a sectores o colectivos sociales con limitaciones o desfavorecidos; o ser persona mayor de 55 años, jubilado o en desempleo.