Santander, entre las 20 ciudades más baratas de España para los viajeros, según TripAdvisor

Ferry Y Cruceros En La Bahía De Santander
SANTANDER
Publicado 11/09/2014 16:13:02CET

Por el precio de una noche en Barcelona se pueden adquirir casi dos en Santander

MADRID/SANTANDER, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Santander se sitúa en la vigésima posición en un ranking de ciudades españolas asequibles para los viajeros durante los meses de otoño e invierno, elaborado por la web de viajes TripAdvisor, que ha publicado una comparativa de precios de una noche de estancia para dos personas en las principales ciudades de España.

Lugo, Murcia, Ourense, Badajoz y Castellón lideran el ranking de las ciudades más baratas de España, con precios medios que varían desde los 115,73 euros a los 124,23 euros, según el 'TripIndex Ciudades Españolas 2014', que atribuye a Santander un coste medio total de 141,75 euros.

Con mejores precios que Santander se sitúan Santa Cruz de Tenerife, Ciudad Real, Huelva, Albacete y León, con un coste de 125,59 euros, 129,13 euros, 130,41 euros, 130,69 euros y 132,85 euros, respectivamente. Barcelona encabeza el ranking de los destinos españoles más caros con un coste total de 229,11 euros, seguido de cerca por Ibiza con 221,43 euros.

El Índice de Precios TripIndex Ciudades Españolas 2014 se basa en el precio para dos personas de una noche en un hotel de cuatro estrellas, cócteles para dos, una cena de dos platos con una botella de vino de la casa, y un taxi de ida y vuelta.

Con respecto al alojamiento, Barcelona encabeza la lista de las ciudades más caras de España, con un precio medio por habitación de 144,99 euros, mientras que Santander cuenta con una media de 74,04 euros por noche, casi la mitad.

Tomar unos cocteles es más caro en Madrid, con una media de 26,10 euros para dos personas, que tomarlos en ciudades como Santander dónde es mucho más asequible, con un precio medio de 12,43 euros. La ciudad más barata de España para tomar un cóctel es Huesca.

Los resultados muestran que Huesca es también la ciudad española más barata para comer, con un coste medio de una cena para dos con vino de la casa por un total de 35,23 euros. Santander también se posiciona entre las ciudades más asequibles donde comer, con un precio medio de 46,5 euros.

Coger un taxi para un recorrido corto de tres kilómetros de ida y otros tantos de vuelta en Las Palmas de Gran Canaria tiene un precio medio de 5,8 euros, mientras que en Santander cuesta de media 8,78 euros.

"La mayoría de los españoles tiene la intención de ahorrar en sus próximas vacaciones y cambiar de ciudad puede suponer en ocasiones un ahorro importante. Con este índice, los viajeros pueden encontrar maneras de reducir los costes de su viaje buscando hoteles y restaurantes más acordes con su presupuesto", explica la responsable de comunicación de la página web en España, Blanca Zayas.

AHORRAR EN VACACIONES.

Según una encuesta sobre el ahorro en vacaciones, el 93% ha afirmado que va a tratar de ahorrar en sus próximas vacaciones en mayor o menor medida, frente a un reducido 7% que no ahorrará nada.

Los principales motivos que motivan a los viajeros a ahorrar es que cuentan con menos dinero para gastar en vacaciones debido a la crisis económica actual (41%), para estar más tiempo en el destino (21%) o poder disfrutar de más días de vacaciones (17%) o bien para tener dinero extra para otras actividades de ocio (14%).

Para ahorrar al planificar las vacaciones, un 33% reserva con seis meses o más de antelación, el 30% reserva viajes durante la temporada baja de un destino y un 22% reserva alojamiento sin comidas.

Mientras, una vez ya en el destino, un 74% planearía su propio viaje o visitaría lugares de interés en lugar de ir a los organizados, y un 43% caminaría o utilizaría el transporte público tanto como fuera posible.

A la hora de ahorrar hay sacrificios que los españoles estarían dispuestos a hacer para disponer de un mayor presupuesto para sus vacaciones. Por ejemplo, el 58% estaría dispuesto a no comprar ropa, el 54% reduciría las compras de souvenirs o regalos, y un 50% tomaría menos bebidas alcohólicas.