CCOO critica que la Consejería de Pesca haga "un último gesto" hacia el sector cuando en cuatro años "no ha hecho nada"

Publicado 06/07/2015 11:22:04CET
EUROPA PRESS

SANTANDER, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Agroalimentaria (Feagra) de CCOO de Cantabria ha criticado a la Consejería de de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural por "intentar lavar la cara" a su gestión en "el último momento" al ampliar la orden de ayudas a las empresas del sector en 246.000 euros con cargo a los presupuestos regionales, una medida "de última hora" que llega después de haber pasado cuatro años en los que "no se ha hecho nada por proteger a los trabajadores del mismo".

En un comunicado, el secretario general de Feagra en Cantabria, Jesús Gallo, ha denunciado que, "a un minuto" de acabar su mandato, la "herencia" de este departamento es mejorar la subvenciones a las empresas, pero se ha "olvidado" de establecer medidas socioeconómicas para los trabajadores que están viéndose abocados a tener que salir del sector en condiciones "totalmente injustas" por falta de actividad.

Además, ha añadido, en muchos casos esas salidas del sector se producen sin percibir ningún tipo de ayuda económica y son los empleados los que están padeciendo las consecuencias a la hora de acceder a las prestaciones de desempleo o de jubilación, entre otras.

Gallo ha lamentado que ha finalizado el mandato del Partido Popular en esta Consejería sin que se haya reunido la Mesa Sectorial Agroalimentaria ni una sola vez a pesar de que CCOO ha venido denunciado "desde hace años" que el impacto socio económico de estas ayudas proveniente de fondos europeos en el empleo en la región ha sido negativo.

El sindicalista ha asegurado que, durante el periodo 2000-2014, en el sector que percibe estas ayudas se ha producido una pérdida de empleo del 35 por ciento y ha habido una "preocupante" disminución de días trabajados por los trabajadores fijos discontinuos.

CCOO ha anunciado que seguirá reivindicando ante las instituciones del Gobierno de Cantabria la puesta en marcha de medidas socioeconómicas, un plan estratégico para la implementación de las ayudas que se establecen para el sector y la consecución de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) para la anchoa del Cantábrico.