El escultor Eloy Velázquez regresa a la Biblioteca Central con una instalación inédita contra la barbarie

El escultor Eloy Velázquez regresa a la Biblioteca Central con una instalación inédita contra la barbarie
GOBIERNO CANTABRIA
Publicado 09/05/2019 14:26:08CET

El proyecto, que acerca al arte como herramienta de denuncia frente al horror de la guerra, permanecerá abierto hasta el 27 de junio

SANTANDER, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El escultor Eloy Velázquez regresa a la Biblioteca Central con una instalación inédita: 'Las Flores de Ares', una veintena de piezas simbólicas contra la barbarie. Este gran proyecto escultórico de altorrelieves realizados en madera y de técnica mixta de tallado, ensamblaje y policromía, a la que se suma el vídeo, se ve completada con el estreno de una partitura del compositor, Tomás Marco.

Con este trabajo Velázquez vuelve a acercar a las posibilidades del arte como herramienta de denuncia frente al horror de la guerra, el exterminio y la muerte de pueblos enteros que se ven forzados a huir lejos de las guerras, a través de la evocación mitológica del dios griego de la guerra, Ares.

Según ha explicado el escultor en la presentación de esta muestra, junto a la directora general de Cultura, Eva Ranea, el objetivo de la misma es elaborar un "relato cronológico de diferentes guerras que se han producido desde finales del siglo XIX", complementado con simbolismos que reflejan la "falta de memoria de la humanidad, que lleva a cometer siempre los mismos errores, o la ineficacia de la ONU", entre otras lecturas ocultas.

Por su parte Ranea ha manifestado que como el mismo autor ha señalado, sus instalaciones de los últimos años se inscriben en "el arte político, crítico y social" y eso es lo que 'Las flores de Ares' busca despertar en el público que se acerque a contemplar esta muestra, que permanecerá abierta al público hasta el 27 de junio, "el arte como instrumento dirigido a remover conciencias destinado a provocar nuestra sensibilidad y nuestra capacidad de reaccionar frente a la barbarie".

Según ha señalado, esta exposición, cuyo comisario es Fernando Zamanillo, "recoge una escenografía de historias anónimas que evidencian la falta de memoria de una Europa alejada y ausente a todas estas crisis y que cierra un ciclo dedicado a los horrores derivados de las guerras de nuestro tiempo, obligando a quienes las padecen a huir para sobrevivir y tener una vida digna", ha apuntado la directora de Cultura.

Además, la exposición supone el estreno absoluto de 'Lamentaciones y epitafios', obra del compositor y premio nacional, Tomás Marco, que se conjuga con textos del músico y pedagogo Luciano González y del poeta y profesor Fernando Abascal. La instalación se acompañará en el catálogo de textos de Ana García Negrete y Fernando Zamanillo.

El proyecto forma parte de la trilogía 'Desde el sur del silencio' y 'No crossing' que abordó la problemática de los refugiados y que ahora se cierra con este proyecto dando visibilidad a los conflictos territoriales.

Según Ranea "lugares como Aleppo, Biafra, Srebrenica, Aushwitiz o Nom Pen nos traen a la memoria tristes capítulos de la historia de finales del siglo XIX y XX que nos recuerdan que a pesar de los avances logrados por el ser humano su capacidad destructiva, el odio, los extremismos y el rencor, siguen pesando por encima de la racionalidad, el entendimiento y la cordura", añadiendo que además, nos recuerda "la incapacidad en muchas ocasiones de los organismos supranacionales para dar solución a estos conflictos".

Contador
ofrecido por
Cantabria cultura y deporte