Actualizado 23/06/2009 17:02 CET

Innova.-Las cajas de ahorro quieren ahorrar 26 millones de euros al año con la implantación de la firma digital

Caja Cantabria figura entre las entidades que ya utilizan este sistema

ÁVILA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La implantación del sistema de firma digitalizada en las cajas de ahorro supondrá un ahorro de 26 millones de euros, según se destacó hoy en la presentación del proyecto de la Comisión de Organización, Automatización y Servicios (Coas) de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (Ceca). Entre las entidades que ya utilizan este sistema se encuentra Caja Cantabria.

La firma digital, que supone un ahorro de costes y la supresión del papel, estará implantada antes de finales de año en más de 5.000 oficinas, según explicó Santiago Uriel, vicesecretario de Tecnología de la Coas, y supondrá que los clientes ya no tendrán que firman en un resguardo, sino en un pantalla o tableta digitalizadota.

La experiencia desarrollada hasta el momento ha demostrado que el ahorro real de costes directos ha sido de tres céntimos de euro por documento, lo que multiplicado por 40.000 resguardos que se firman de media al año en las 25.000 oficinas de las cajas supone 26 millones de euros, descontando las amortizaciones y un ROI (retorno de la inversión) de ocho a once meses.

"Si bien se trata de un sistema utilizado desde hace tiempo en otros ámbitos, como son los supermercados, es mucho más complicado de lo que pueda parecer su implantación en las entidades de ahorro por lo referido a la seguridad", indicó José Luis Martín Velayos, subdirector general del Área Técnico Administrativa de Caja de Ávila, que fue el impulsor del proyecto desarrollado en el último año y medio, que ha tenido la colaboración de la patronal alemana de las cajas y, sobre todo, de Caja de Berlín.

La eliminación de los documentos en papel en las sucursales, sobre todo los documentos que se utilizan en la relación entre el cliente y la entidad, "evitará la necesidad de los costosos procesos de digitalización y escaneo de documentos", sustituyéndolos por documentos en formato electrónico (PDF), y la firma del cliente se recoge digitalmente mediante dispositivos de captura de la firma manuscrita.

"En función del número de operaciones y el tamaño de la sucursal, se estima que en un año la inversión se ha recuperado", añadieron.

En la actualidad utilizan el sistema Caja de Ávila, Caja Navarra, Caja Badajoz, Caja Cantabria, Caja Segovia, Caixa Terrassa, Caixa Galicia, Caja España, CajaCanarias, Caixa Laietana, Caja Madrid y Caixa Penedés; y a lo largo de año se sumarán Caja Inmaculada, Caixa Sabadell, Caja de Extremadura, Caja Granada, Caja Rioja, Caja Sur, La Caja de Canarias, Sa Nostra y Unicaja.

Para el próximo año está previsto que lo utilicen Bancaza, BBK, Caixa de Manlleu, Caixa Ontinyent, Caixa Pollença, Caixa Tarragona, Caixanova, CajaSol, CCM, Ibercaja y Caja de Burgos.