Actualizado 22/03/2012 18:32 CET

Una veintena de emprendedores aprenden a crear una empresa o a iniciar nuevas actividades

Participantes En Un Curso De Emprendedores En Santander
AYTO

SANTANDER, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha clausurado este jueves el curso de Gestión de Industrias de la Creatividad en el que una veintena de emprendedores santanderinos, procedentes de distintos ámbitos y actividades, como la cultura, las nuevas tecnologías, el diseño o la educación han aprendido a crear una empresa, a poner en marcha nuevas actividades o a mejorar los procesos creativos y operativos.

Se trata de una nueva actividad formativa, gratuita para todas las personas participantes, que fue impartida en la Agencia de Desarrollo por profesores de la Escuela de Organización Industrial (EOI), que incluyó 350 horas de trabajo presencial y on line y que tuvo como objetivo fomentar el emprendimiento y la creación de empleo en la ciudad.

Así lo explicó la concejala de Empleo y Desarrollo Empresarial, Gema Díaz-Domínguez, en la clausura del curso, en la que también participaron los directores de la Fundación Santander Creativa y de la EOI, Marcos Díez y Fernando Bayón, respectivamente; el secretario general de la EOI, José Ramón Álvarez Redondo, y el director del curso, Juan Pastor.

Durante el acto, los emprendedores presentaron algunos de los proyectos desarrollados a lo largo del curso, entre otros, de creación de una consultora de arte independiente, de una productora audiovisual para el sector cultural, de un aula infantil basado en la pedagogía Warldorf, de una empresa rural o de una agencia, concebida para aunar servicios de estudio fotográfico, de gestoría de proyectos y de comunicación.

Asimismo, se expusieron otros proyectos que perseguían la puesta en marcha de nuevas actividades en empresas ya existentes como, por ejemplo, el desarrollo de nuevas áreas de negocio y estrategias operativas para una consultora cultural en funcionamiento.

METODOLOGÍA INNOVADORA

La concejala hizo hincapié en que, a través de una innovadora metodología, que combinó las sesiones formativas, las tutorías presenciales y otras bajo la modalidad de aula virtual, el curso dotó a los alumnos de las herramientas para la gestión de los procesos creativos, los cambios que la tecnología digital introduce en la cultura y el arte y como éstos afectan a los modelos de negocio, así como a desarrollar estrategias efectivas de comunicación.

En este sentido, repasó algunas de las materias impartidas, entre las que destacó los módulos de desarrollo personal, economía del arte, la cultura y el diseño, cultura digital y economía en internet, gestión de la propiedad intelectual, modelos de negocio para industrias creativas o comunicación y marketing de productos y servicios culturales.

En cuanto al perfil de los 22 emprendedores que participaron en el curso, Díaz-Domínguez precisó que 15 procedían del ámbito artístico-cultural, 5 de las nuevas tecnologías y el diseño y 2 del ámbito educativo y social.

"El apoyo a los emprendedores es una constante en las políticas de fomento del empleo que desarrolla el Ayuntamiento de Santander, una línea de trabajo que se ha reforzado notablemente con la puesta en marcha del Plan de estímulo de la actividad económica y el empleo", recordó la edil, quien puso como ejemplo las medidas encaminadas a apoyar el tejido empresarial de la ciudad, dentro de las cuales también el sector cultural está presente.

Díaz-Domínguez insistió en que los emprendedores culturales son agentes de cambio cultural y generadores de recursos que, a través de su actividad, pueden contribuir a crear empleo y riqueza para la economía de la ciudad y de la comunidad autónoma.

La concejala expuso que estudios recientes muestran que las empresas culturales y creativas "tienen un gran potencial económico", y añadió que son uno de los sectores más dinámicos de Europa, ya que contribuyen aproximadamente en un 2,6 por ciento al PIB de la UE, tienen un gran potencial de crecimiento, y proporcionan empleos de calidad a unos cinco millones de personas en la UE.