Actualizado 08/12/2012 19:00 CET

Absuelven a un hombre condenado a 4 años al no quedar probado que participara en el robo a un Caja Cantabria

SANTANDER, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Cantabria ha absuelto a un hombre que había sido condenado por el Juzgado de lo Penal número 1 de Santander a cuatro años de cárcel, por un delito de robo con intimidación y uso de armas en el atraco de una sucursal a Caja Cantabria, al no quedar probado que interviniera en el robo ni fuera la persona que acompañó al autor del mismo.

Así consta en una sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia, recogida por Europa Press, y que estima el recurso de apelación interpuesto por el acusado, M.A.C.M., contra el fallo del juzgado.

De acuerdo con la Audiencia, los hechos ocurrieron el 17 de junio de 2008, sobre las 9 horas, cuando dos personas --una de ellas ya juzgada por este caso-- se dirigieron a la oficina de Caja Cantabria situada en El Emplame, en Peñacastillo.

El hombre ya juzgado usó una braga de cuello que le cubría toda la cara y unas gafas grandes de pasta, con el fin de no ser identificado. Entró en la entidad, se acercó al empleado más próximo al búnker y, colocándole una pistola en la cabeza, le conminó a que lo abriera, amenazando para que no avisara a la policía y gritando que era un atraco.

Tras coger el dinero disponible en la oficina, 13.595 euros, salió de la dependencia, se reunió con el otro individuo, que le esperaba en la puerta de la oficina y que llevaba puesta una peluca negra, para evitar ser identificado.

Por la tarde, sobre las 16 horas, el hombre ya juzgado llegó, en un coche BMW, al centro penitenciario de Burgos, donde cumplía condena. El vehículo era conducido por M.A.C.M. que, tras ser identificado por la Policía Nacional, se marchó.

Según la Audiencia, no ha quedado probado que este hombre fuera la misma persona que se puso la peluca y esperó en la puerta de la sucursal al autor del atraco, ni que interviniera tampoco en el mismo, por lo que revoca la sentencia del Juzgado de lo Penal que le condenaba a cuatro años de cárcel.