Buruaga dice que "la guerra entre PRC y PSOE" ha "bloqueado" el progreso de Cantabria

María José Sáenz de Buruaga en rueda de prensa
PP
Actualizado 13/12/2018 16:06:10 CET

"El deterioro y la decadencia del Gobierno ha llegado a unos extremos alarmantes", ha considerado la líder del PP

SANTANDER, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha denunciado hoy que "la guerra entre socialistas y regionalistas" está "resquebrajando la coalición" de Gobierno y "bloqueando" el progreso de Cantabria y, por ello, ha pedido al presidente, Miguel Ángel Revilla, que "deje de ser un personaje irrelevante al frente del Gobierno y ponga orden".

En una rueda de prensa, Buruaga ha mostrado la "preocupación" del Partido Popular ante la "foto fija que está dejando el Gobierno en este final de la legislatura", la foto, ha añadido, de "una legislatura en blanco y de un espectáculo bochornoso, con una guerra declarada entre socialistas y regionalistas que está frenando el desarrollo de Cantabria".

"Los cántabros asisten perplejos a una guerra de papeles y de despachos, una guerra entre los socios de coalición que solo encuentran armonía cuando se trata de taparse los unos a los otros y de enterrar los escándalos para garantizar su propia supervivencia", ha lamentado la líder del PP, que ha añadido que, solo para "taparse se ponen de acuerdo" pero no para impulsar el progreso de Cantabria.

Según la presidenta del PP, todos los proyectos que "ha vendido" el Gobierno "son hoy proyectos fracasados, estancados o que tan siquiera se han iniciado", y el "ejemplo más clamoroso", ha dicho, lo constituye la "bancarrota total de la política industrial".

Buruaga ha repasado la situación de La Pasiega, Las Excavadas, la mina de zinc y el desarrollo eólico y ha concluido que todos los proyectos "están metidos en un cajón o cogidos con pinzas, porque han sido torpedeados por el propio Gobierno, por las disputas entre socialistas y regionalistas".

La dirigente 'popular' ha explicado que "el PP sabía que el Gobierno no tiene una estrategia de desarrollo regional para Cantabria", algo que, a su juicio, se va a demostrar además este viernes. 14 de diciembre, cuando CEOE-Cepyme presente un plan estratégico que "el Gobierno ha sido incapaz de elaborar y poner en marcha".

Según Buruaga, también "es público y notorio que hay dos gobiernos en pugna permanente y cada cual a sus propios intereses". "La coalición de gobierno está resquebrajada por los cuatro costados y la incapacidad y las disputas entre socialistas y regionalistas han bloqueado el progreso de Cantabria", ha dicho.

"Es evidente que esto no da más de sí y que el Gobierno de Cantabria se cae a pedazos. Al Gobierno se le acumulan los fracasos y le atropellan los escándalos, con sus consejeros peleando abiertamente y haciéndose acusaciones inauditas, con el consejero de Hacienda investigado por el TSJC, la cúpula directiva del SCS imputada por la Fiscalía y la consejera de Sanidad implicada en una trama de presunta corrupción", ha añadido.

Buruaga ha avisado de que "el deterioro, desorden y decadencia del Gobierno ha llegado a unos extremos alarmantes", mientras el presidente del Gobierno, máximo responsable de su dirección y coordinación, "hace total dejación de sus responsabilidades". Y se ha preguntado "si el presidente Revilla ha vuelto de México o sigue en la Chingada y, si ha vuelto, para qué lo ha hecho".

La presidenta del PP ha pedido a Revilla que "deje de comportarse como un convidado de piedra, como si nada de lo que sucediera en Cantabria fuera con él, que ejerza la Presidencia y deje de ser un personaje irrelevante al frente del Gobierno".

"Tiene que dejar de mirar para otro lado, tiene que poner orden y exigencia en las consejerías, tiene que liderar y ponerse al frente de los proyectos estratégicos y tiene que cumplir con Cantabria y con los cántabros, porque no lo está haciendo", ha apostillado Buruaga, quien ha advertido de que el PP no va a dejar de recriminar al presidente su comportamiento.

La presidenta del PP se ha mostrado segura de que "Revilla seguirá consintiendo todo a sus consejeros, tragará con todo y blindará a todos hagan lo que hagan porque nada, ni siquiera Cantabria, está por encima de su pacto de gobierno con el PSOE". "Para Miguel Ángel Revilla lo primero es Miguel Ángel Revilla, seguir siendo presidente y mantenerse en el sillón a cualquier precio", ha concluido.