Publicado 26/07/2021 14:16CET

Cantabria vive un semana "tranquilo", sin "ningún incidente destacable", aunque con algún botellón

Ambiente en una calle de bares de Santander. Foto de archivo
Ambiente en una calle de bares de Santander. Foto de archivo - Juan Manuel Serrano Arce - Europa Press

La Policía Nacional cuenta esta semana con un helicóptero y dos drones que servirán de refuerzo a sus labores de vigilancia

SANTANDER, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cantabria ha vivido un fin de semana "tranquilo", de respeto generalizado a las medidas sanitarias vigentes por el coronavirus --entre ellas el toque de queda en 53 municipios-- y "sin ningún incidente destacable", más allá de la dispersión, por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de algún botellón o aglomeración.

Así lo ha explicado este lunes, a preguntas de los medios de comunicación, la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y también el jefe superior de la Policía Nacional en Cantabria, Héctor Moreno.

Quiñones ha vuelto a destacar y agradecer que la ciudadanía está actuando de forma "muy responsable" en el cumplimiento de las medidas sanitarias y ha hecho un llamamiento a seguir comportándose de este modo en estos momentos "complicados" por la evolución de la pandemia en la comunidad autónoma.

"Todos tenemos ya ganas de volver a esa normalidad tan ansiada pero de momento tenemos que respetar todas las medidas sanitarias para poder parar esta ola del virus", ha pedido.

Por su parte, Moreno, que ha coincidido con la delegada del Gobierno en calificar de "tranquilo" el fin de semana, ha explicado que de forma generalizada los ciudadanos han cumplido el toque de queda, "salvo algún rezagado".

REFUERZSO DE LA SEGURIDAD CON UN HELICÓPTERO Y DOS DRONES

Precisamente, para reforzar las tareas de vigilancia y control, la Policía Nacional contará esta semana con un helicóptero y dos drones, que permanecen desplazados en la comunidad desde el pasado viernes y estarán operativos hasta el domingo, 1 de agosto. Cuentan con una tripulación de cuatro agentes.

Gracias a estas aeronaves, adscritas a la Jefatura de Policía de Aragón, y a las cámaras que incorporan se podrá vigilar las zonas de playa de Santander, localizar botellones en zonas poco accesibles y controlar aglomeraciones que pudieran producirse en esta semana en que la capital cántabra celebra su Semana Grande, cuya programación se ha visto limitada por el coronavirus.

Además, servirán como recurso complementario para la vigilancia del recinto portuario y se empleará también en diversas investigaciones policiales que hay en curso en la comunidad autónoma.

El jefe de la Policía Nacional en Cantabria ha opinado que se trata de herramientas "muy útiles" y ha señalado que en este poco más de semana que el helicóptero y los dos drones estarán en Cantabria se les intentará sacar "el máximo rendimiento", con lo que esperan unas "jornadas intensas de trabajo".

Según ha explicado Moreno, está previsto que estos recursos, que son compartidos con varios territorios, vuelvan de nuevo a Cantabria a mediados de agosto, si bien estarán disponibles en cualquier momento si hubiera una "necesidad concreta".

El helicóptero y los drones han sido presentados este lunes en las instalaciones 'Nando Yosu' que el Racing tiene en La Albericia.

La delegada del Gobierno ha señalado que estas aeronaves vienen a incorporarse al dispositivo especial creado con motivo de la llegada del verano.

Quiñones ha subrayado que Cantabria "es una comunidad muy segura" y ha confiado que este verano "siga así".

CONTINÚA LA BÚSQUEDA DEL TRIPULANTE DESAPARECIDO DEL 'MAREMI'

Por otra parte, la delegada del Gobierno ha sido cuestionada por la búsqueda del tripulante desaparecido del pesquero santoñés 'Maremi' después de que este fin de semana hayan concluido sin éxito los rastreos hechos por el robot submarino traído desde Ferrol.

Quiñones ha confirmado que, por ahora, continúa la búsqueda por mar y aire de Fernando Solano, el único de los diez tripulantes del 'Maremi' que no pudo ser rescatado tras el accidente que sufrió el 15 de julio el pesquero al norte de Cabo Mayor, donde volcó y horas después se hundió.

La delegada del Gobierno ha explicado que este fin de semana se decidió dar por concluida el trabajo del robot submarino en la búsqueda después de que en los "muchos rastreos" que se realizaron, y en los que se consiguieron imágenes "totalmente nítidas", "tristemente" no se encontrara "nada".

El operativo de búsqueda por ahora no tiene fecha de conclusión, una cuestión que, según ha señalado Quiñones, tendrá que valorar desde Salvamento Marítimo y el Ministerio. "Esperemos tener algún resultado próximamente", ha dicho.

Para leer más