Publicado 11/03/2015 19:23CET

Casi tres años de cárcel por romper una botella en la cara de un hombre y agredir a un guardia civil

SANTANDER, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial ha confirmado la pena de dos años y once meses de cárcel impuesta a un hombre que rompió una botella en la cara a otro individuo a la salida de un bar de Camargo y, posteriormente, agredió al guardia civil fuera de servicio que se encontraba en el local e intentó retenerle.

Según se relata en la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial, recogida por Europa Press y que es firme, los hechos ocurrieron a las 4.00 horas del 15 de diciembre de 2013, cuando el acusado, con iniciales S.L.N., se encontraba en el interior de un bar de Maliaño.

En ese momento, instó a otro hombre a que lo acompañara fuera y, una vez allí, "con intención de menoscabar su integridad física", rompió contra la cara de este individuo una botella de vidrio y huyó del lugar.

Cuando un agente de la Guardia Civil que se encontraba de paisano y fuera de servicio dentro del local conoció lo ocurrido, salió del bar y buscó al agresor en los alrededores, donde lo encontró.

Según la sentencia, tras identificarse verbalmente como agente de la Benemérita y mostrarle su placa oficial al hombre, el guardia se dirigió hacia el acusado para reternerle hasta que llegaran más efectivos policiales.

En ese momento, el acusado "reaccionó violentamente" contra el agente de la Benemérita, abalanzándose sobre él, dándole patadas y diciéndole "te voy a reventar".

A causa de tal hecho el agente de la Guardia Civil sufrió traumatismo y contusiones, precisando de una única asistencia y tardando en sanar quince días de los que siete fueron impeditivos de sus ocupaciones habituales.

Poro otra parte, el hombre agredido con la botella de vidrio sufrió heridas en labio inferior y superior de la boca con pérdida de sustancia, precisó suturas y tratamiento antibiótico, tardando en sanar 15 días no impeditivos de sus ocupaciones habituales. Los gastos para el Servicio Cántabro de Salud (SCS) ascendieron a unos 434 euros.

Por estos hecho, a este hombre le quedaron como secuela dos cicatrices, una en el labio inferior y otra en el superior, provocándole un perjuicio estético "leve".

El Juzgado de lo Penal Número 4 de Santander condenó a S.L.N a dos años y dos meses de prisión por un delito de lesiones con la agravante de reincidencia --ya fue condenado por otro delito de estas características--, además de a otros nueve meses por otro de resistencia en concurso ideal con una falta de lesiones.

Además, le condenó a indemnizar al hombre al que agredió con la botella a 1.200 euros y a pagar al SCS los gastos de asistencia. Por la falta de lesiones al guardia civil se le impuso una multa de 180 euros.

El acusado interpuso un recurso de apelación contra esta sentencia al considerar que una de las testigos en el juicio había "faltado a la verdad" y ésta no debía tomarse como prueba de cargo.

Además, sostenía que no existía una "plena identificación" del acusado como autor de los hechos, por lo que reclamaba su absolución.

En cuanto al delito de resistencia y la falta de lesiones al agente de la autoridad, apuntaba que su representado los cometió afectado por el consumo de drogas y alcohol, estando, a su juicio, "en situación de inimputabilidad".

Todos estos argumentos han sido rechazados por la Sección Primera de la Audiencia Provincial, que ha desestimado el recurso.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Detenido el bailarín Rafael Amargo por organización criminal y tráfico de drogas

  2. 2

    El Gobierno elimina el recorte del 20% en las retribuciones de los militares en la reserva a los 63 años

  3. 3

    Gloria Camila manda un mensaje a Asraf tras su actitud con Isa Pantoja

  4. 4

    El dañado radiotelescopio de Arecibo se viene abajo

  5. 5

    Andalucía aprueba una nueva oferta de empleo público "récord" para el SAS con 4.374 plazas