CC OO mantiene su rechazo al ERE en ONO porque entiende que "no está justificado"

Actualizado 26/11/2008 13:25:19 CET

Dice que los trabajadores "no tienen por qué pagar la mala gestión" de la empresa, y "seguirá sin presentar ninguna propuesta"

SANTANDER, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

CC OO de Cantabria ha reiterado hoy su rechazo al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado en ONO y mantiene su postura inicial de "no presentar" ninguna propuesta a la mesa negociadora porque entiende que este expediente "no está justificado".

Así lo manifestaron los representantes de CC OO a la dirección de la empresa en la reunión que ayer, martes, mantuvieron en Madrid y en la que, según explicó la secretaria de Organización de la Federación de Comunicación y Transporte de CC OO de Cantabria, Cristina Hevia, el sindicato "volvió a centrar todos sus esfuerzos" en argumentar que "los trabajadores no tienen por qué pagar las consecuencias de la mala gestión de la empresa".

Para Hevia, la presentación del ERE, que afectaría a un máximo de 1.300 trabajadores, es decir, el 30% de la plantilla, y que la empresa razona en "la necesidad de hacer frente a la crisis económica", no tiene "ninguna justificación".

"Los problemas a los que actualmente se enfrenta la compañía nada tienen que ver con la plantilla y sí mucho con la participación de empresas de capital riesgo, el pago de dividendos o los costes de gestión, enfatizó la responsable de CC OO.

PROPUESTA "RIDÍCULA"

Tras insistir en que "CC OO no firmará ningún ERE", Hevia tildó de "ridícula" e "irrespetuosa" con los trabajadores la propuesta que ayer presentó la empresa.

Según informó la dirigente de CC OO, en esta propuesta la compañía plantea la movilidad funcional y geográfica de los trabajadores que continúen en plantilla; el pago del seguro médico durante los tres meses siguientes a la salida de la empresa; la posibilidad de recolocación para los trabajadores mayores de 40 años, así como de programas de asesoramiento interno para los menores de esas edad; el derecho preferente de retorno para las vacantes que se produzcan durante 2009; la búsqueda de reubicaciones durante el transcurso del ERE, y la realización de un programa de formación adaptativa, entre otras cuestiones.

"La propuesta es tan poco seria que la empresa incluso llega a ofrecer el pago de dos días más a los 20 que establece la ley para los despidos procedentes si suspende la cena y el regalo de Navidad, o que mantendrá a los trabajadores la oferta sobre los servicios de telefonía, televisión e Internet de la que actualmente disfrutan hasta junio de 2009", resaltó Hevia.

La dirección de la empresa ha convocado a los sindicatos a una nueva reunión para el próximo viernes, día 28, en Madrid.