Un centenar de personas protesta en Santander por la condena a Juana Rivas

Concentración feminista en Santander por sentencia J. Rivas
EUROPA PRESS
Actualizado 30/07/2018 20:37:08 CET

SANTANDER, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un centenar de personas, la mayoría de ellas mujeres, se ha concentrado este lunes en Santander para protestar contra la sentencia que condena a Juana Rivas a cinco años de cárcel y a la suspensión de la patria potestad durante seis.

Las manifestantes, concentradas frente a la Delegación del Gobierno, han mostrado su "indignación" y "estupefacción" por la resolución judicial, que enmarcan dentro de "una cacería de mujeres".

"No es aplicar la ley ni defender nuestros derechos ni de los menores", ha sentenciado Ana Bolado, portavoz de la Comisión 8 de Marzo, que ha ejercido como portavoz en esta concentración, convocada por la Asamblea Feminista Abierta de Cantabria en apoyo a Juana Rivas, que también deberá indemnizar al padre de sus hijos con 30.000 euros.

En declaraciones a los medios, Bolado ha lamentado que los jueces se sigan "atreviendo" a dictar sentencias contra los derechos y libertades de las mujeres y niños.

A su juicio, en este caso el fallo se dictó el mismo día del juicio, y constituye una "revancha", un "escarmiento" del magistrado hacia "una mujer que se atreve a decir que su marido la maltrata -había denunciado malos tratos- y a llevarse a sus hijos". Cree además que constituye un "aviso a navegantas".

Asimismo, en su opinión evidencia que el juez "no está de acuerdo" con la ley contra la violencia de género, y que "difícilmente puede aplicar una ley en la que no cree".

Por eso, desde el colectivo exigen, como ha reivindicado su portavoz, que se dé formación a la judicatura en todos los ámbitos, y que sea obligatoria además.

Y es que en opinión de Bolado "no se puede consentir" que asesinos de mujeres confesos con sentencia firme estén en la cárcel pero puedan salir a un punto de encuentro a ver a sus hijos, después de haber "matado a sus madres, que ya no tienen ese derecho"; mientras que -ha comparado- una mujer que ha ejercido el derecho y obligación de proteger a sus progenitores se la "prive" de estar con ellos mediante una condena de cárcel y la retirada de la patria potestad.

En la concentración se han exhibido carteles como 'Contra la justicia patriarcal, feminismo radical', y se han escuchado gritos de "un maltratador nunca es un buen padre", "si tocan a una nos tocan a todas" o "mujer empoderada, ni sumisa ni callada".