El Consejo de Seguridad Nuclear descarta la peligrosidad de sustancias halladas en la Planta de Residuos de Meruelo

Actualizado 01/08/2007 20:06:07 CET

Entre los restos encontrados se detectaron trazas de Yodo-131, isótopo empleado para la lucha contra el cáncer

SANTANDER, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad Nuclear ha informado a las autoridades cántaras de que los restos encontrados la semana pasada entre las cenizas provenientes de la Planta Integral de Residuos de Meruelo no son peligrosos para la salud, descartando por lo tanto una inspección al considerarlos residuos convencionales.

Según recordó el Gobierno cántabro en un comunicado, los análisis rutinarios realizados por la empresa gestora de las cenizas de la Planta Integral de Residuos de Meruelo detectaron trazas de Yodo-131, un isótopo que forma parte de los medicamentos empleados en el diagnóstico oncológico.

En vista del hecho, se solicitó urgentemente un análisis detallado de los residuos por parte del Laboratorio de Radiactividad Ambiental de la Universidad de Cantabria, cuyos resultados confirmaron la presencia de este elemento en concentraciones entre 2,6 y 2,8 bekerelios por gramo, un rango cuarenta veces inferior al umbral de contaminación que lo clasificaría como radiactivo.

Los resultados fueron obtenidos ayer, sobre muestras tomadas el pasado viernes, y las autoridades autonómicas han seguido el protocolo establecido ante tipo de situaciones, realizando una consulta al Consejo de Seguridad Nuclear, organismo competente en la materia, que finalmente ha descartado la peligrosidad.

La Dirección de General de Medio Ambiente informó hoy de que las muestras de residuos que se han realizado con posterioridad al hallazgo de estas sustancias han dado resultados negativos. Asimismo, resaltó el eficaz funcionamiento de los sistemas de control de residuos que ha permitido detectar esta situación, que si bien no es habitual, "en ningún caso ha supuesto un riesgo para la salud de las personas".