Actualizado 31/01/2014 12:04 CET

Detenido un vecino de Castro que usaba cuchillos de cocina para robar en comercios y bares

Efectos intervenidos
GUARDIA CIVIL

SANTANDER, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Castro Urdiales, con iniciales U.M.V., acusado de cometer robos en pequeños comercios y bares de la localidad armado con cuchillos de cocina, con los que amenazaba a las víctimas.

Al detenido se le imputan seis robos con violencia o intimidación, uno de ellos en grado de tentativa, así como un robo con fuerza. En el registro de su domicilio se encontraron diez cuchillos y ropas con los que habría cometido los robos, así como 148 cartuchos de arma de fuego, entre otros efectos.

Según ha informado este viernes la Guardia Civil, estos robos se venían cometiendo desde finales del mes de diciembre del año pasado, y estaban causando alarma entre los propietarios y empleados de los establecimientos.

En todos ellos, un hombre de las mismas características, que ocultaba su cara con diferentes prendas y provisto de un arma blanca, la mayoría de las veces un cuchillo de cocina de considerables dimensiones, intimidaba al trabajador que estuviera en ese momento en el establecimiento para conseguir la recaudación.

En uno de los robos no consiguió su propósito, ya que la persona que se encontraba al frente del negocio le hizo frente. El ladrón consiguió huir, después de propinar diferentes golpes al trabajador.

Durante la investigación de un robo con fuerza en un bar de Castro Urdiales, en el que forzaron la puerta, la Guardia Civil averiguó que el autor podría ser el mismo que el de los anteriores, identificándose como sospechoso a un vecino, que fue sometido a vigilancia, principalmente por la tarde-noche, horario en el que se habían cometido los robos aprovechando la ausencia de clientes y próximos al horario de cierre.

Finalmente, el pasado miércoles los agentes procedieron a la entrada y registro del domicilio del sospechoso, donde fue detenido.

En el registro se encontraron prendas como cazadoras, pantalones, gorros o sudaderas, que pudo vestir en los robos, 10 cuchillos, tres cargadores de arma de fuego del calibre 9mm, uno de ellos municionado; 148 cartuchos del calibre 9mm y 22 mm; un puño americano y un blister de plástico con monedas.

El detenido fue puesto al día siguiente a disposición del Juzgado número Uno de Castro Urdiales.

Para leer más