Actualizado 14/05/2010 19:28 CET

Dos años y medio de prisión por tomar represalias contra un médico tras agredirle

SANTANDER, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal numero 5 de Santander, dicta sentencia en la que condena al acompañante de un paciente por tomar represalias contra el médico que le había denunciado, haciendo gestos "ostensibles" de cortarle el cuello.

Según la sentencia se condena al ciudadano a dos años y medio de cárcel por tomar represalias contra el medico que le denunció por atentado y lesiones.

La Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos asumió la acusación en nombre de la victima en el marco de su Protocolo de Agresiones, para evitar las agresiones a médicos en el ejercicio de sus funciones.

El acusado, que había sido condenado previamente a un año y tres meses de prisión por atentado y lesiones contra el citado médico, al poco tiempo de salir la primera sentencia condenatoria se encontró con el facultativo y le amenazó haciendo gestos ostensibles de cortarle el cuello, y tomando nota de la matricula del coche del médico.

El juzgado acoge la tesis del ministerio fiscal y la acusación particular ejercida por la abogada del Colegio de Médicos, María Alvarez, y considera que los hechos constituyen un delito de obstrucción a la justicia al haberse producido las amenazas como represalia a quien fuera victima y denunciante en el anterior proceso.

La sentencia, que impone por ello una pena de dos años y seis meses de prisión, no es firme, dado que puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial.

Según la letrada del Colegio de Médicos de Cantabria, si se confirmase la misma supondría que el condenado no sólo tendría que cumplir esta pena de dos años y medio de prisión, sino también la que le fue impuesta por los delitos de atentado y lesiones en el anterior procedimiento y que tenia suspendida condicionada dicha suspensión a no delinquir el un plazo de tiempo determinado, por lo que la pena total sería de tres años y nueve meses de prisión.