Fiscalía pide seis años por abusar de una mujer que estaba ebria y que se quedó embarazada

Publicado 27/01/2019 11:09:34CET

El juicio contra este hombre comenzará el miércoles, 30 de enero, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial

SANTANDER, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El fiscal pide seis años de cárcel para un hombre acusado de abusar sexualmente de una mujer, a la que penetró aprovechando que ella se encontraba en estado de embriaguez, y que quedó embarazada, hechos por los que será juzgado a partir del miércoles, 30 de enero, en la Audiencia Provincial.

Los hechos ocurrieron en diciembre de 2015. Según relata el Ministerio Fiscal, el acusado había estado bailando con la mujer en un pub y, poco después, volvieron a encontrarse en otro local.

Al ver entonces el acusado que la mujer salía del lugar, la siguió hasta su vehículo y, una vez allí, el procesado, "con ánimo libidinoso y aprovechándose de que la misma se encontraba en estado de embriaguez" y se había tumbado en el asiento del copiloto a descansar, se introdujo en el vehículo y le pidió las llaves de coche.

Circuló con él mismo hacia una zona deshabitada --continúa el escrito del fiscal-- y allí el acusado trasladó a la mujer a los asientos de atrás y, "sin su consentimiento", le quitó la chaqueta y los pantalones y la penetró vaginalmente".

Como consecuencia estos hechos, ocurridos en diciembre de 2015 y denunciados en julio de 2016, la mujer quedó embarazada y dio a luz a un niño, cuyo ADN analizado revela que el acusado es el padre del menor con un 99,9% de probabilidad, ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC).

El fiscal considera al acusado autor de un delito de abuso sexual, por lo que pide una pena de seis años de cárcel, alejamiento y prohibición de comunicación con la mujer durante un periodo de siete años y libertad vigilada desde su salida de prisión de cinco años. Junto a ello, considera que debe indemnizar a la mujer en 10.000 euros.

La acusación particular que ejerce la perjudicada, pide una pena de siete años de prisión, alejamiento y prohibición de comunicación durante doce años y libertad vigilada de siete años. La indemnización pedida coincide con la propuesta por el fiscal.

El juicio comenzará el miércoles, a las 10.00 en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, y está previsto que continúe el jueves, 31 de enero a la misma hora.

Para leer más