Publicado 12/02/2021 13:47CET

La FMC pide a Transición Ecológica rectificar sobre la "peligrosa" protección del lobo

Reunión de alcaldes de municipios cántabros afectados por la presencia del lobo
Reunión de alcaldes de municipios cántabros afectados por la presencia del lobo - FMC

Cree que es una medida "inconsciente" y "muy agresiva" para el medio rural y una "puñalada" para el despoblamiento

SANTANDER, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Municipios de Cantabria (FMC) ha consensuado un documento que enviará al presidente del Gobierno de España y a la ministra de Transición Ecológica, Pedro Sánchez y Teresa Ribera, respectivamente, mostrando su "rechazo total" a la inclusión del lobo como especie protegida y pidiendo que rectifiquen ante esta medida que consideran "muy peligrosa" para el medio rural.

Los municipios cántabros afectados por los daños de este animal creen que la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), aprobada recientemente a propuesta del Ministerio y con el apoyo de algunas comunidades, es una medida "muy agresiva" e "inconsciente", ya que argumentan que dificultará la actividad ganadera y aumentará aun más el problema de la despoblación de los pueblos.

Así lo han manifestado este viernes el presidente de la FMC y alcalde de Reocín, Pablo Diestro; el presidente de la Red Cántabra de Desarrollo Rural y alcalde de Arredondo, Leoncio Carrascal; y el alcalde de Soba, Julián Fuentecilla, en una rueda de prensa que han ofrecido tras participar en un encuentro con los alcaldes de las zonas más afectadas.

Han sido 17 los municipios que han firmado el documento para pedir al Ministerio "revocar de forma inmediata" la decisión de incluir al lobo en el LESPRE por las consecuencias que tendrá en el sector ganadero y en el mantenimiento de la biodiversidad, ya que consideran que "la sobreprotección también puede ir en contra de la especie".

En concreto, participan en la reivindicación Campoo de Suso, Hermandad de Campoo de Suso, Peñarrubia, Villacarriedo, Cabezón de Liébana, Valdeolea, Vega de Pas, Pesaguero, San Miguel de Aguayo, Molledo, Valderredible, Tresviso, Arenas de Iguña, Bárcena de Pie de Concha, Soba, Arredondo y Reocín.

Debido a la pandemia del coronavirus, solo han asistido a la reunión estos 17 alcaldes, en representación de los 69 que tienen presencia del lobo, unos 40 de montaña más afectados y otros 20 de zonas intermedias a las que también han llegado.

De hecho, Diestro ha indicado que participa como presidente de la FMC pero también como afectado en Reocín, destacando que la "abundancia" de estos animales está provocando también ataques en pueblos más bajos.

"OPTIMISTAS" Y "ESPERANZADOS"

Sin embargo, desde la Federación se han mostrado "optimistas" y "esperanzados" con que se rectifique la protección del lobo tras las declaraciones que realizó ayer durante su visita a Cantabria el ministro de Agricultura, Luis Planas, que se posicionó del lado de las comunidades afectadas y defendió la necesidad de buscar una fórmula que permita la convivencia del lobo con la ganadería.

Esta es la idea que defiende la FMC, que apoya el plan de gestión que se ha llevado a cabo hasta ahora en Cantabria -que limita el cupo de lobos para que puedan cohabitar con la ganadería-, y cree que los movimientos que han surgido en las comunidades "verdaderamente afectadas" tras la aprobación de esta protección -Galicia, Asturias, Castilla y León y Cantabria- van a tener efecto.

En este sentido, ha considerado un "despropósito" que la decisión haya salido adelante con el voto de autonomías que no sufren la presencia del lobo y que el Ministerio se haya posicionado con las entidades animalistas.

Así, cree que más que un beneficio la orden solo servirá para "generar un enfrentamiento" y perjudicar al medio rural, ya que es una "puñalada" para el despoblamiento. "Si su medio de vida se ve amenazado, la gente buscará otro lugar donde ir", ha lamentado el presidente de la Red Cántabra de Desarrollo Rural.