27 de febrero de 2020
 
Publicado 11/12/2019 13:34:20CET

Grupos del Gobierno critican el "sindicalismo" del PP con empleados públicos ahora que está en la oposición

Comisión de Economía y Hacienda
Comisión de Economía y Hacienda - EUROPA PRESS

PRC y PSOE rechazan las 20 enmiendas de la oposición al articulado del proyecto de PGC al considerar que "no aportan nada interesante"

SANTANDER, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

PRC y PSOE han dicho 'no' a todas las enmiendas al articulado del proyecto de Presupuestos Generales de Cantabria (PGC) presentadas por PP y Cs (Vox no ha registrado ninguna), entre ellas aquellas dirigidas a destinar más financiación al cumplimiento de los acuerdos y compromisos con el personal del Gobierno de Cantabria y le reprochan, especialmente al PP, su "sindicalismo" ahora que está en la oposición.

Así lo han hecho este miércoles durante la primera sesión de debate y votación de las enmiendas en la Comisión de Economía y Hacienda del Parlamento regional, en la que socialistas y regionalistas, con su mayoría absoluta, han hecho decaer las 20 enmiendas de la oposición (19 del PP y una de Cs) al articulado de los PGC al considerar que "no aportan nada interesante".

De forma genérica a las enmiendas de la oposición a todo el PGC y a la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, el portavoz grupo parlamentario regionalista, Pedro Hernando, cree que son "palabrería" y tienen "pocas propuestas razonables".

EMPLEO PÚBLICO

Respecto a las enmiendas que tenían que ver con las condiciones del personal del Gobierno regional, Hernando, ha afirmado que si él fuera empleado público del Gobierno votaría al PP "de manera permanente para que estuviera en la oposición, porque lo hace fenomenal".

"Defienden los derechos de los trabajadores de una manera estupenda, en la oposición, cuando les toca gobernar, la cosa cambia", ha dicho Hernando, que ha afirmado que durante los cuatro años "negros" de mayoría absoluta del Gobierno del PP presidido por Ignacio Diego (2011-2015), los 'populares' "no hablaban con nadie", hicieron "lo que quisieron" y "no negociaron" con los sindicatos.

Siguiendo con su argumentación irónica, Hernando ha afirmado que le llena de "orgullo" y "satisfacción" esta línea adoptada ahora, a su juicio, por los 'populares' de defensa de los trabajadores. "Si ustedes me garantizan que el PP va a seguir en la oposición en esa línea yo prácticamente les garantizo mi voto en las próximas elecciones", ha bromeado el regionalista.

Hernando ha reivindicado que el Gobierno PRC-PSOE ya ha asumido "progresivamente numeroso acuerdos y compromisos" con los empleados públicos para mejorar las condiciones laborales, horarios, recuperación de derechos sindicales "cercenados" durante la etapa del PP al frente de Cantabria y la convocatoria de plazas de empleo público que durante años estuvieron "congeladas" y "se hicieron desaparecer".

El regionalista ha reconocido la "importancia" y la labor de los empleados públicos sin los que --ha dicho-- "Cantabria no funcionaria", si bien ha explicado que, en estos momentos, no se pueden reconocer algunas cuestiones que reclama el PP en sus enmiendas porque "no existen posibilidades" para ello dentro de la línea de contención del gasto público. Entre ellas está la realización de aportaciones a los planes de pensiones de los empleados públicos o a abonos y gratificaciones.

Además del PP, la única enmienda de Cs al articulado del proyecto de PGC también hace referencia a los empleados públicos y en ella se habilita una aplicación presupuestaria para la financiación de los compromisos de gasto presupuestario derivados de acuerdos retributivos y adopción de medidas de reorganización.

También pide que se use dicha partida para hacer frente a las reivindicaciones salariales de los conserjes de los centros educativos, que Cs ve "justas", y también para cumplir con los acuerdos con el personal de los centros del Instituto Cántabro de Servicios Sociales, el de viabilidad invernal y el de planes hidráulicos, entre otros.

El PRC ha calificado esta enmienda como "un saco de deseos colectivos" de todos aquellos empleados públicos que han acudido a "quejarse" al Parlamento pero sin tener en cuenta que estas cuestiones deben abordarse en las mesas de negociación.

Además, Hernando ha reivindicado que el Gobierno ya ha previsto 2,5 millones para hacer frente a estas reivindicaciones que, según ha dicho, "se van a resolver".

Por su parte, los socialistas también se han opuesto a las enmiendas de Cs y PP relativas a los empleados públicos, aludiendo a la necesidad de no disparar de forma "desmesurada" los gastos de personal.

CONTROL AL GOBIERNO

Además de las relativas a los empleados públicos, entre las enmiendas al articulado rechazadas ha habido varias del PP que planteaban medidas dirigidas a que el Parlamento pudiera ejercer un mayor control a la acción del Gobierno, entre ellas la creación de una comisión de seguimiento y control de la ejecución presupuestaria --similar a la que funcionó en la pasada legislatura--.

Socialistas y regionalistas han votado en contra de las mismas al considerar que el bipartito PRC-PSOE es un Gobierno que "responde" en el Parlamento, que cumple "en plazo" con las solicitudes de información de los grupos de la Cámara y que es transparente.

Por ello, Hernando ha criticado que el PP siga planteando que el Gobierno rinda "más cuentas". "Estos es que ustedes piensan pasar mucho tiempo en la oposición", ha dicho a los 'populares', a los que ha recriminado que se preocupen ahora por la transparencia después de que, estando en el Gobierno, dejaran 3.000 preguntas e iniciativas "sin responder".

Para el PP, sin embargo, el rechazo de socialistas y regionalistas a estas enmiendas muestra que el Gobierno es "opaco" ya que a uno "transparente no le importaría" la implantación de un mayor control.

Además, los 'populares' han acusado a PRC y PSOE de emplear en esta legislatura "el rodillo" de la mayoría absoluta.

CARTA DE CAPITALIDAD

También, entre las enmiendas rechazadas ha habido una de los 'populares' relativa a la Carta de Capitalidad de Santander.

En esta, los 'populares' pedían que se autorice al Consejo de Gobierno a crear una partida de un millón de euros para financiar las actuaciones previstas en la Carta de Capitalidad de la Ciudad de Santander, que no ha contado con el respaldo de ninguno de los otros grupos, ni siquiera Cs, que forma parte del equipo de Gobierno de Santander (PP-Cs).

El diputado 'naranja' en la Comisión, Diego Marañón, ha justificado la postura de su grupo ha señalado que es una "cuestión que deben de tratar" entre el equipo de Gobierno de Santander y el Gobierno de Cantabria y no plantearse por un grupo parlamentario "sin contar con nadie".

En contra de lo ocurrido con las enmiendas de la oposición al articulado, las cinco de PRC y PSOE han salido adelante, entre las que figura la dirigida a ampliar la partida para el plan concertado con los ayuntamientos para los Servicios Sociales después de que se dotara con un millón menos que en 2019, algo que el Ejecutivo atribuyó a un "error".