Guardia Civil investiga a dos personas y denuncia a otras cuatro por pescal ilegal

Incautación de percebes
GUARDIA CIVIL
Publicado 31/12/2018 13:49:33CET

A lo largo de diciembre, ha incautado más de 130 kilos de percebe

SANTANDER, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil investiga a dos personas y ha denunciado a otras cuatro por supuesta pesca ilegal y, a lo largo de diciembre, ha incautado más de 130 kilos de percebe.

A primera hora de la mañana del 29 de diciembre, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil junto con el SEPRONA, dentro de la campaña navideña que están llevando a cabo contra el marisqueo ilegal, interceptaron, con la colaboración del Sector de Tráfico de la Benemérita, a un vehículo a la altura de Entrambasaguas, el cual remolcaba una barca neumática, al sospechar que los ocupantes podían estar realizando actividades de pesca ilegal.

En un comunicado, la Guardia Civil ha relatado que, una vez estacionado el turismo, los agentes identificaron a los ocupantes, dos vecinos de Santander de 32 y 37 años, e inspeccionaron tanto del vehículo como la lancha que remolcaba.

Los agentes comprobaron que en la barca neumática había más de 20 kilos de percebes y lo necesario para su pesca (trajes de neopreno, rasquetas, etc.).

Tras gestiones realizadas para averiguar la procedencia y destino de este marisco, se pudo deducir que había sido pescado recientemente por los ocupantes, los cuales carecen de la correspondiente licencia para realizar tal actividad.

Por ello, se les instruyeron diligencias en calidad de investigados por un supuesto delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

En gestiones posteriores sobre estas dos personas, se verificó que ambos habían sido denunciados en otras ocasiones por hechos similares, destacando uno de ellos, ya que posee un historial cercano a las 50 denuncias en esta materia.

Las capturas fueron entregadas a un centro benéfico y el resto de artes utilizadas incautadas y trasladadas a dependencias policiales.

PESCA ILEGAL EN LA MARUCA

Además, a lo largo de la noche del pasado día 28 de diciembre, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil denunció a cuatro personas por infracciones relacionadas con la pesca ilegal.

Por un lado, los agentes observaron en la zona de la Maruca, como una embarcación de recreo entraba sin luces en la zona de fondeos y como dos personas la subían a un remolque para sacarla del agua.

Tras revisar el bote, se localizó en su interior 30 nasas de marisco y un cesto con más de 50 nécoras.

Los identificados no mostraron ningún tipo de autorización de pesca por lo que se procedió a la incautación de las artes y las capturas así como de la embarcación utilizada, de la cual, tampoco aportaron ningún tipo de documentación.

Más tarde, se localizó a dos personas realizando pesca submarina utilizando focos en una zona cercana.

Los buzos pudieron ser identificados y denunciados por realizar pesca submarina en horario nocturno, utilizando iluminación y uno de ellos por no acreditar la tenencia de licencia de pesca submarina.

En estas dos últimas actuaciones, la pesca viva fue devuelta al mar y la muerta entregada a centros benéficos.

La Guardia Civil han señalado que las infracciones llevadas a cabo pueden acarrear una sanción de hasta 6.000 euros.

Además, ha informado de que, a lo largo de este mes de diciembre, se han incautado más de 130 kilos de percebe.

Contador