El itinerario peatonal entre Igollo y Ojaiz finalizará en enero de 2019

El delegado del Gobierno y la alcaldesa en las obras del itinerario peatonal
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO
Publicado 19/12/2018 13:11:59CET

CAMARGO, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las obras que está ejecutando el Ministerio de Fomento en la N-611, en su enlace con la A-67, para construir un itinerario peatonal entre Ojaiz e Igollo de Camargo, finalizarán a últimos de enero de 2019, según ha anunciado hoy el delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga.

Lo ha hecho durante la visita que ha realizado a la actuación junto a la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, y el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria, Fernando Hernández Alastuey.

Zuloaga ha puesto en valor esta inversión del Ministerio de Fomento, de 90.000 euros, ya que "mejorará las condiciones de seguridad vial" para los peatones, residentes y peregrinos en una zona con alta densidad de viviendas y centros comerciales.

También ha reconocido "el esfuerzo" de la alcaldesa de Camargo y "su insistencia" a la hora de reclamar esta obra "tan necesaria" para garantizar la seguridad de los viandantes.

En este sentido, Bolado ha agradecido la intervención pues vuelve a conectar dos barrios, El Rebollar y La Esprilla, "que habían quedado aislados" desde el punto de vista del peatón tras la construcción de la A-67.

El delegado del Gobierno ha explicado que el nuevo itinerario peatonal, que tiene una longitud de 550 metros y una anchura media de 1,80 metros, se ha implantado "aprovechando los excedentes de expropiación que existían y que no estaban utilizados".

En la fase actual de los trabajos se están instalando 100 metros de cerramiento plastificado en color verde, de 1,50 metros de alto, para reducir el impacto visual y evitar que los peatones irrumpan en la calzada de forma indebida.

ACTUACIÓN

La actuación incluye la implantación de cuatro pastos de peatones: uno en la propia N-611, próximo a la salida del Polígono Industrial de Otero; un segundo en el ramal de salida de la A-67, frente a concesionario de BMW; un tercero en el ramal de incorporación a la A-67, al suroeste, en Igollo de Camargo; y un último paso peatonal en el vial de acceso a la zona residencial de El Rebollar.

Además, se han dispuesto tacos sonoros para reducción de velocidad antes del paso de peatones del ramal de salida de la A-67, medida preventiva que se ha descartado en el resto de pasos peatonales "para evitar ruidos molestos" a los vecinos de la zona.

También se han construido dos muros perimetrales en hormigón armado, que suman 105 metros de longitud, para ganar espacio junto a las parcelas de BMW y Muebles Rey, respectivamente.

Y se ha ensanchado el paso bajo la A-67 por el margen izquierdo de la N-611, reinstalando la barrera bionda con protectores del poste soporte y borde de la chapa para evitar posibles lesiones y cortes a los transeúntes.

En cuanto a los detalles estéticos del nuevo itinerario, el acabado final de su pavimento será de hormigón coloreado.

El delegado del Gobierno también ha destacado que el sendero peatonal "va a estar dotado de iluminación en todo su recorrido", aprovechando báculos y luminarias existentes e instalando las nuevas que sean necesarias para cubrir la totalidad del itinerario.

Contador