IU denuncia que el acuerdo entre Revilla y Cs supone "carta blanca a la corrupción"

Israel Ruiz Salmón
ISRAEL RUIZ SALMÓN - Archivo
Publicado 15/12/2018 12:17:36CET

SANTANDER, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida de Cantabria ha criticado el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Miguel Ángel Revilla y Ciudadanos para la aprobación de los Presupuestos de 2019 porque supone "dar carta blanca a la corrupción", toda vez que el consejero de Economía, Juan José Sota, seguirá en su puesto pese a estar siendo investigado por el caso 'Sogiese'.

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Israel Ruiz Salmón, ha considerado en un comunicado que el visto bueno de Ciudadanos a las cuentas de 2019 aprobar en la tarde de ayer viernes pese a la "imputación" de Sota muestra "muy a las claras" el compromiso del partido naranja con la buena gestión.

Y es, según ha criticado, "han tomado una decisión que es contraria hasta su propio código ético, defraudando no sólo a toda la población de Cantabria sino a sus propios votantes que les dieron su confianza por su discurso regeneracionista y contra la corrupción".

Para el cabeza de lista de IU, la reunión del partido naranja para apoyar las políticas de Revilla "no es más que un paripé con el que apretar un poco los puñitos de cara a la galería pero siendo sumisos al Gobierno", ya que su apoyo a las enmiendas en la mañana del viernes "certificaba su traición a los cántabros".

Además, Ruiz Salmón ha apuntado que la imputación del consejero de Economía "no es la única mancha que sostiene el Gobierno", en alusión a la consejera de Sanidad, Luisa Real, que está "en medio" de una investigación judicial tras la denuncia de IU ante la Fiscalía por la posible comisión de delitos en el Servicio Cántabro de Salud y que se ha llevado por delante a tres de sus subordinados en los últimos meses.

"Cuando todo tu equipo dimite --tres por el asunto del SCS pero varios más durante toda la legislatura-- es un claro indicio de que algo falla y es la responsable política que hace los nombramientos la siguiente que debe dejar el cargo", ha criticado Ruiz Salmón, "algo que hemos pedido toda la oposición, incluido Ciudadanos, que también hace la vista gorda con quien va a seguir gestionando el 30% del presupuesto del Gobierno".

Asimismo, Ruiz Salmón ha arremetido contra el presidente regionalista por "la anomalía" que supone "pasar de aprobar los pasados presupuestos con un tránsfuga de Cs que no se representa más que a sí mismo" a "algo todavía peor: aprobar los siguientes presupuestos no sólo manteniendo en su seno a un consejero de Economía imputado, sino que es, además, el responsable de elaborar los presupuestos".

El representante de IU también ha cuestionado el contenido del propio acuerdo entre "el nuevo tripartito" ya que "en absoluto es realista", al comprometer una rebaja de impuestos de 40 millones "que podrán en riesgo la financiación de los servicios públicos".

Y es que, en opinión de IU, la alternativa que defiende Cs para rebajar el gasto en la Administración -la fusión de empresas públicas, tal y como recomienda la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal- "está lejos de cumplirse", toda vez que el Gobierno "no ha movido ni un solo dedo en toda la legislatura en este sentido e incluso ha ido en sentido opuesto, con inyecciones millonarias de dinero público a proyectos que han sido un pozo sin fondo".

"El tripartito nos está pidiendo a todos los cántabros un ejercicio de fe, que creamos que la reducción del gasto que no se ha hecho en tres años se vaya a producir ahora", ha apostillado. "Y no sólo está en cuestión la reducción del gasto, sino los ingresos que se prevén tener vía transferencia del Gobierno central, otro ejercicio de fe ciega que tenemos que hacer cuando la deuda del Ejecutivo central con Cantabria es la que es", ha añadido.

"Con este acuerdo, las familias de Cantabria ya saben dónde ponen Ciudadanos y los partidos del Gobierno -PRC y PSOE- el listón del buen gobierno y contra la corrupción, tanto en las formas como en el fondo: en el mismísimo suelo", ha sentenciado.