Actualizado 17/10/2009 20:39

El juicio contra el acusado de abuso sexual a su compañero discapacitado de habitación se reabre el lunes

SANTANDER, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juicio contra el acusado de abusar sexualmente de su compañero discapacitado de habitación en una residencia dependiente de la Fundación Asilo de Torrelavega, se reabrirá el próximo lunes, día 19, en la que es su tercera convocatoria, después de que en el mes de abril se suspendiera por el intento de suicidio del acusado, y en julio por la renuncia de su abogado a defenderle.

El Ministerio Fiscal pide 10 años de prisión para el acusado, de 49 años, quien entre los meses de abril y julio de 2006 presuntamente abusó de su compañero de habitación en una residencia de Torrelavega, aprovechando que la víctima, de 43 años, sufría una deficiencia psíquica. También pide una indemnización de 3.730 euros.

Según el relato del Fiscal, el Gobierno de Cantabria adjudicó en noviembre de 2005 al acusado, JC.T.P., una plaza como residente de 24 horas en el centro 'Teodosio Herrera' de Torrelavega, dependiente de la Fundación Asilo, donde en abril de 2006 también ingresó la víctima, declarada incapaz al padecer una deficiencia psíquica severa.

A partir de esa fecha compartió habitación con el acusado, quien, según el fiscal, a sabiendas de la disminución psíquica que padecía su compañero, mantuvo reiteradas relaciones sexuales con él desde su ingreso en la residencia y hasta el 21 de julio, advirtiendo a la víctima que no dijera nada porque era un secreto entre ellos.

El 22 de julio se sometió a la víctima un examen médico que determinó que sufría lesiones como consecuencia de los abusos, sufriendo un síndrome ansioso depresivo para el que precisó tratamiento terapéutico.

El fiscal considera los hechos constitutivos de un delito de abuso sexual continuado, en concurso con una falta de lesiones, por lo que solicita para el acusado diez años de prisión, una multa de 900 euros y una indemnización para la víctima de 3.730 euros, cantidad de la que deberá responder como responsable civil subsidiario la Fundación Asilo y el Gobierno de Cantabria.

Por su parte, la acusación particular, que solicita la misma pena de prisión para el imputado, eleva a 18.000 euros la petición de indemnización para la víctima, por los daños morales causados.

Frente a esto, la Fundación Asilo alega que no es responsable civil de los perjuicios padecidos por el agredido, al considerar que los hechos siempre tuvieron lugar en el "entorno más privado" y el "ámbito de la intimidad" de ambos, sin que pudieran sospechar de lo que ocurría. Destaca además que "a la mínima sospecha" se realizaron diligencias para expulsar del centro al presunto agresor, que fue de inmediato separado la víctima.

El juicio se celebrará, a partir de las diez de la mañana, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria.